Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Familia afirma que era no vidente

Asesinan en San Marcos a un pandillero retirado

De acuerdo a Fiscalía, la víctima se habría retirado del grupo delictivo desde hace once años, pero presentaba tatuajes alusivos a la pandilla 18.

Homicidio no vidente

William Edgardo Rodríguez, de 31 años, fue asesinado en la colonia Jardínes de San Marcos. | Foto por Salomón Vasquez

William Edgardo Rodríguez, de 31 años, fue asesinado en la colonia Jardínes de San Marcos.

Un pandillero retirado fue asesinado a balazos ayer por la mañana sobre la calle Principal, frente a la colonia Cruz Roja número 4, del municipio de San Marcos, al sur de San Salvador.  

Según las autoridades, el asesinato de Wiliam Edgardo Rodríguez Portillo, de 31 años, ocurrió alrededor de las 8:30 de la mañana,  aproximadamente a cien metros de una escuela.

Fuentes policiales indicaron que la víctima fue privada de libertad en el centro de San Salvador (aunque no especificaron el punto exacto), y llevada hasta esa zona en un microbús de la ruta 11-C.

Se presume que tres sujetos con apariencia de pandilleros lo obligaron a bajarse de la unidad, le dispararon varias veces y escaparon en el microbús. Vecinos del lugar afirmaron que escucharon al menos cinco balazos.

Las autoridades manifestaron que la víctima tenía varios impactos de bala, en diferentes partes del cuerpo. 

Rodríguez, vivía en una colonia de Apopa y tenía tatuajes alusivos a la pandilla 18, en su espalda y manos. Fuentes de la Fiscalía General de la República (FGR) manifestaron que tenía alrededor de 11 años de haberse retirado de ese grupo delictivo, y aunque en su DUI no indicaba que tenía problemas en la vista, sus parientes dijeron a las autoridades que era no vidente.

De hecho, el bastón con el que supuestamente se guiaba para caminar, quedó tirado a un lado del cuerpo. 

En la zona donde fue cometido el crimen, operan miembros de la MS, por lo que se presume que miembros de esta estructura cometieron el hecho. Rodríguez tenía todas sus pertenencias personales, por lo que las autoridades descartan el robo como móvil del hecho, y afirmaron que están indagando el motivo por el que fue asesinado.

Tras el hecho, la Policía realizó un rastreo en el sector en busca del microbús de la ruta 11-C, y de los delincuentes que cometieron el crimen, pero no reportaron capturas. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación