Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Asesinan a propietario de gasolinera en San Pablo Tacachico

Luis Barillas fundó la gasolinera de San Pablo Tachico hace más de una década. Foto EDH / Douglas Urquilla

Luis Barillas fundó la gasolinera de San Pablo Tachico hace más de una década. Foto EDH / Douglas Urquilla

Luis Barillas fundó la gasolinera de San Pablo Tachico hace más de una década. Foto EDH / Douglas Urquilla

"Toda muerte impacta, pero la impresión es más fuerte cuando se trata de gente visionaria, trabajadora y muy dada al pueblo, como era este señor". Así resumió Arístides Alvarado — alcalde de San Pablo Tacachico, La Libertad— la personalidad de Luis Barillas Polanco, un empresario de la zona, que ayer fue asesinado.

La víctima, de 45 años, instaló hace más de una década una gasolinera a la entrada de la localidad. En ese lapso dio trabajo a varios lugareños.

Fue un empleado del señor quien descubrió el cadáver dentro de la oficina, situada a un costado de la gasolinera. El hallazgo fue ayer a las 4:30 de la mañana.

Según los parientes de Barillas, él había hecho de la galera donde funcionaba la oficina, su lugar de residencia, por lo que a las 8:30 de la noche que cerraba el local, se iba a dormir.

El domingo hizo lo mismo, con la diferencia de que a medianoche, un empleado oyó un ruido extraño que salía del cuarto de la víctima. El trabajador se acercó a la galera, le habló al empresario pero como no le respondió creyó que se había quedado dormido.

Cuando el encargado de abrir el negocio llegó de madrugada a buscarlo para pedirle la llave, tampoco le respondió. Tras varios intentos en vano, se subió a una escalera y lo vio muerto y semidesnudo sobre la cama.

Las autoridades se negaron a dar información sobre la forma en la que Barillas fue asesinado, pero algunos trabajadores dijeron que lo habían estrangulado con un alambre de energía eléctrica.

Las fuentes presumen que el empresario fue ultimado por motivos pasionales, por las circunstancias en las que fue hallado y porque los accesos al local no habían sido forzados. Los parientes creen que quien cometió el hecho era una persona allegada a él.

Los parientes de Barillas tampoco descartan que lo hayan matado con la intención de robarle el dinero que guardaba en la oficina. Se sabe que el empresario había sido víctima de robo en dos ocasiones. La última vez fue hace un año.

Hasta hace unos meses, había sido directivo de la Cruz Roja de la zona y había recibido ofertas para incursionar en la política pero él las habría rechazado.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación