Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Asesinan a presuntos pandilleros en el oriente del país

Un cadáver fue localizado enterrado en San Marcos

Un investigador policial recolecta evidencias en el lugar donde, la tarde de ayer, fue asesinado a balazos Lázaro Cruz Ventura, de 27 años, en la Ruta Militar, en San Miguel. Foto EDH / César Avilés

Un investigador policial recolecta evidencias en el lugar donde, la tarde de ayer, fue asesinado a balazos Lázaro Cruz Ventura, de 27 años, en la Ruta Militar, en...

Un investigador policial recolecta evidencias en el lugar donde, la tarde de ayer, fue asesinado a balazos Lázaro Cruz Ventura, de 27 años, en la Ruta Militar, en San Miguel. Foto EDH / César Avilés

Lázaro de Jesús Cruz Ventura, de 27 años, un miembro de la mara 18, fue asesinado ayer a las 4:00 de la tarde, en la Ruta Militar, San Miguel, frente a una barra show.

Testigos del hecho relataron a las autoridades que Cruz Ventura, su compañera de vida y otros dos hombres se bajaron de un autobús que iba hacia el municipio de Jucuapa, en Usulután, y se hicieron señas alusivas a pandillas.

Dos sujetos que estaban cerca de ellos habrían visto eso y sin mediar palabra se les acercaron y les dispararon, pero solo lesionaron a Lázaro.

Las autoridades dijeron que los testigos no supieron explicar qué pasó con la pareja de la víctima y los otros dos acompañantes tras el ataque.

Por el asesinato de Cruz, quien de acuerdo a las autoridades tenía tatuajes alusivos a la mara, fue aprehendido un hombre en vías de investigación.

En otro hecho, fuentes de la Fiscalía General registraron el asesinato de otro pandillero de la 18 en el cantón El Amatón, en Jucuapa, Usulután.

La víctima fue identificada como William Alexander Cerón. La Policía dijo que tenía tatuajes de la pandilla.

Hallan dos cadáveres

A las muertes registradas en la zona oriental se sumó el hallazgo de un cadáver que había sido lanzado a un pozo, en el cantón Llano Santiago, en el Divisadero, Morazán.

La víctima era Johnny René Parada Segovia, de 21 años, quien, según sus familiares, fue raptado por desconocidos el jueves anterior.

Parada Rivera trabajaba con su hermano en una venta de fertilizantes y abonos.

El Ministerio Público informó que la hipótesis inicial del asesinato es que lo cometieron pandilleros de la zona porque presuntamente la víctima tenía una relación sentimental con la esposa de un miembro de estos grupos.

Mientras que el cuerpo de un panadero fue localizado semienterrado en la lotificación El Arcángel, municipio de San Marcos, al sur de San Salvador.

Hasta el cierre de esta nota, las autoridades se negaron a brindar más información sobre quién era la víctima y cómo dieron con la escena del hallazgo. Sin embargo, habitantes de la zona dijeron que el cadáver podría ser de un vendedor que estaba desaparecido desde la semana pasada en ese lugar.

Las autoridades se negaron a confirmar esa versión.

Además, la Policía registró, la noche del sábado, el homicidio de un hombre en un pasaje de la colonia Guatemala, al oriente de la capital.

Se desconoce el nombre de la víctima y el móvil del hecho.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación