Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Asesinan a 14 personas en menos de 24 horas

La violencia se recrudeció el sábado y ayer en la zona Oriental: se cometieron nueve homicidios

Investigadores de la Policía y la Fiscalía inspeccionan la escena donde, ayer, fue ultimado a balazos Érick Valdez Morales, de 31, quien había sido deportado de Estados Unidos. Fue asesinado en el cantón Montegrande, en San Miguel. Los atacantes, seg

Investigadores de la Policía y la Fiscalía inspeccionan la escena donde, ayer, fue ultimado a balazos Érick Valdez Morales, de 31, quien había sido deportado de Estados Unidos....

Investigadores de la Policía y la Fiscalía inspeccionan la escena donde, ayer, fue ultimado a balazos Érick Valdez Morales, de 31, quien había sido deportado de Estados Unidos. Fue asesinado en el cantón Montegrande, en San Miguel. Los atacantes, según testigos, iban en una motocicleta. Foto EDH /

El país vivió otro fin de semana violento que cobró la vida de unas 14 personas, solo entre la noche del sábado y la tarde de ayer. La mayoría de asesinatos fue cometido en los departamentos de San Miguel, Morazán y San Salvador.

Entre las víctimas están un empleado del Órgano Judicial, el cobrador de una ruta de microbuses, una señora en el interior del hospital San Juan de Dios, en San Miguel, y una sexagenaria que fue ultimada cuando salía de visitar a un pariente en la prisión.

Las autoridades señalaron que entre el 1 de enero y el 17 de mayo se cometieron, a nivel nacional, 1,264 muertes violentas: 16 de ellas fueron registradas solo el sábado.

Uno de estos crímenes fue perpetrado contra José Napoleón Perdomo Garay, de 46 años, citador del Juzgado de Menores de San Miguel, informó la PNC.

Se sabe que Perdomo fue llevado por la fuerza por delincuentes cerca de su casa, en Moncagua, y horas después su cadáver fue localizado en la ribera del río Tangolona.

Los forenses e investigadores policiales determinaron que el empleado público murió por las múltiples lesiones de bala que le provocaron con fusiles AK-47 y M-16.

El brutal asesinato del trabajador judicial se conoció a través de Facebook y luego fue confirmado por la Fiscalía y Policía. Ninguna de las instituciones dijo cuál habría sido el móvil del atentado.

Los compañeros de labores de José Napoleón, a través de la red social, se mostraron incrédulos y consternados por el suceso. Algunos lo recordaron como una persona trabajadora, muy jovial y que, según ellos, estaba por defender su tesis universitaria.

El asesinato del Perdomo se produjo un mes y medio después de que Jaime Manuel Benítez Bolaños, de 34 años, secretario Juzgado Segundo de lo Civil y Mercantil de Santa Ana fue abatido a tiros por dos sujetos frente a la oficina judicial donde trabajaba.

A la fecha, las autoridades no han esclarecido este asesinato; se desconoce si el ataque tenía relación con el trabajo que realizaba.

Racha de asesinatos en Oriente

Además del asesinato del empleado judicial, las autoridades registraron el homicidio de Érick Antonio Valdés Morales, de 31 años, quien recientemente fue deportado de Estados Unidos.

El ataque contra el hombre fue cometido a las 10:00 de la mañana en la calle principal conocida como Las Puertas del cantón Montegrande, en San Miguel.

Según las autoridades, la víctima viajaba en una motocicleta cuando fue interceptada por un grupo de hombres que le quitó la vida con un revólver.

Delegados de la Policía agregaron que, supuestamente, ya se tenían pistas sobre quiénes fueron los atacantes, así como del posible móvil pero se negaron a revelar la información.

En otro hecho, un supuesto integrante de la mara 18, de nombre Ángel Alexánder Elías Ventura, fue ultimado a balazos en el redondel de la colonia Presita, del mismo departamento.

Mientras que en una cancha de fútbol del cantón La Estancia, en Moncagua, murió lapidado un hombre. Las autoridades dijeron que ningún pariente llegó a reconocerlo.

Otras víctimas de homicidio fueron dos mujeres asesinadas en San Miguel y Morazán.

Una de ellas fue atacada con arma de fuego en el caserío Guadalupe del cantón El Amate, en San Miguel. Se desconoce en qué circunstancias le quitaron la vida.

La otra víctima fue Irma Carolina Aguirre de Sandoval, de 63 años, quien fue ultimada cuando salía de visitar a un hijo que está recluido en el penal de San Francisco Gotera, en Morazán. Los homicidas iban a bordo de una motocicleta.

Además, en el cantón El Volcán, en Delicias de Concepción, Morazán, fue reconocido el cadáver de Cándido Díaz Argueta, quien fue ultimado a balazos, al parecer por mareros de la zona.

En la lotificación El Terrero del cantón Las Llaves, en Nueva Granada, Usulután, fue ultimado con arma de fuego Romeo Antonio Segovia Fuentes, de 23 años.

La Policía informó que los homicidas le dispararon desde un carro en marcha.

Matan a señora en el interior de un hospital

La Fiscalía informó del asesinato de una mujer que se encontraba ingresada en el área de cirugía del hospital San Juan de Dios, en San Miguel.

La víctima fue identificada como Karla Vanesa Cañas, de 27 años. Por el hecho, un menor fue detenido.

En Zacatecoluca, La Paz, en las cercanías del Polideportivo, en la colonia 27 de Septiembre, fue asesinado José Aranda Hernández, 22 años.

Fuentes policiales informaron que el hombre pertenecía a la pandilla 18.

El sábado anterior, en esa misma zona, un hombre de 35 años y su hija de cuatro resultaron heridos de bala cuando unos sujetos, a bordo de un vehículo rojo, les dispararon.

Ambas víctimas se encuentran hospitalizadas y las autoridades no han logrado determinar las razones del homicidio tentado.

La Fiscalía agregó que en el cantón Liévano, siempre en Zacatecoluca, resultó herida de bala una persona.

Aunque fue llevada al hospital Santa Teresa, se supo que horas más tarde murió mientras recibía asistencia médica.

En el municipio de Apopa fueron cometidos dos asesinatos casi a la misma hora. Las víctimas fueron un empleado de la Ruta 38-E y un adolescente de 16 años (Ver nota aparte).

Por la tarde, en el municipio de Caluco, en Sonsonate, fue reconocido el cadáver de Narciso Granados, quien según la investigación preliminar había desertado de la mara 18.

Fuentes de la Fiscalía informaron que el hombre estaba vendiendo minutas frente al centro escolar de la localidad cuando fue asesinado a balazos. El lugar es asediado por la mara Salvatrucha.

Además, las autoridades informaron del asesinato de Wálter Enrique López Durán, supuesto pandillero de la MS, atacado a balazos en San Pedro Perulapán, Cuscatlán.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación