Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Asesinan a un mecánico en Aguilares

La víctima, según las autoridades, recibió al menos seis impactos de bala, aún con vida fue llevado al Fosalud de Aguilares, donde murió.

Brayan Alexander Jovel fue trasladado al Fosalud de Aguilares, pero murió mientras lo atendían. Foto EDH / Douglas Urquilla.

Brayan Alexander Jovel fue trasladado al Fosalud de Aguilares, pero murió mientras lo atendían. Foto EDH / Douglas Urquilla.

Brayan Alexander Jovel fue trasladado al Fosalud de Aguilares, pero murió mientras lo atendían. Foto EDH / Douglas Urquilla.

Brayan Alexander Jovel Vásquez, de 18 años, fue asesinado a las 9:30 a.m. de ayer en un taller de mecánica automotriz que funciona en la lotificación Las Jacarandas, del cantón San Dieguito, en el municipio de Aguilares.

De acuerdo con la Policía, la víctima trabajaba como mecánico, pero era miembro activo de la mara Salvatrucha (MS-13) que opera en parte del cantón San Dieguito.

Según testigos del hecho, el asesino de Jovel Vásquez es miembro de la pandilla 18.

El rival de Jovel Vásquez le asestó seis disparos en diversas partes del cuerpo, pero no murió de inmediato y fue trasladado al Fosalud de Aguilares donde murió mientras recibía atención médica.

Militares y policías efectuaron una búsqueda por diversas colonias, pero no pudieron encontrar al sospechoso.

Prisión a sospechosos de matar a empleada de Ciudad Mujer

En otro hecho, la Fiscalía General de la República informó que dos sospechosos de asesinar a una empleada de Ciudad Mujer Usulután, fueron enviados a prisión preventiva por el Juzgado de Paz del municipio de Jucuarán, departamento de Usulután.

Los sospechosos, según la Fiscalía son Gustavo José Bermúdez Pineda y Geovanni Antonio Argueta. Bermúdez Pineda se desempeñaba como cajero de la Alcaldía de la ciudad de Usulután.

Carmen Edith García Ramírez, de 19 años, fue asesinada en el cantón Samuria, en Jucuarán, el 14 de noviembre anterior. Según la información aportada por parientes de la víctima a las autoridades, la joven había desaparecido desde el sábado 11 de noviembre.

García Ramírez era madre de dos niños y a la fecha en que fue asesinada se desempeñaba como colaboradora de servicios generales en Ciudad Mujer Usulután.

Las autoridades fiscales afirman que el sábado 11, cuando García Ramírez desapareció, vieron que se retiró de su lugar de trabajo con Bermúdez Pineda.

Así mismo, lugareños han afirmado a la Fiscalía que Bermúdez Pineda fue visto en el lugar en el que apareció el cadáver de la joven, quien tenía múltiples heridas provocadas con arma blanca en el cráneo, tórax y brazos.

Hasta el momento, las autoridades no han revelado qué tipo de relación existía entre Bermúdez Pineda y Ramírez García. En cuanto a la vinculación de Argueta en el asesinato, la Fiscalía no ha aportado detalles.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación