Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Asesinan a joven por robarle en gasolinera de barrio Candelaria

Parientes: recién se había graduado de la universidad

Un sujeto asesinó a balazos a José Fabricio Díaz Zárate, de 28 años. Según la Policía, supuestos asaltantes se acercaron a la víctima cuando salía del "food market" y le exigieron sus pertenencias. Foto EDH / René Estrada

Un sujeto asesinó a balazos a José Fabricio Díaz Zárate, de 28 años. Según la Policía, supuestos asaltantes se acercaron a la víctima cuando salía del "food market"...

Un sujeto asesinó a balazos a José Fabricio Díaz Zárate, de 28 años. Según la Policía, supuestos asaltantes se acercaron a la víctima cuando salía del \"food market\" y le exigieron sus pertenencias. Foto EDH / René Estrada

Un joven fue muerto a tiros ayer por la tarde, en una gasolinera ubicada en el barrio Candelaria, sobre el bulevar Coronel Arturo Castellanos (ex-Venezuela), en la capital.

La víctima fue identificada como José Fabricio Díaz Zárate, de 28 años.

Según la Policía, el joven había permanecido minutos antes en el interior del establecimiento de comida de la referida gasolinera, en compañía de una mujer y una menor.

A su salida, cerca de las 2:50 de la tarde, unos sujetos lo esperaban; le exigieron que entregara sus pertenencias, pero al resistirse abrieron fuego contra él, relataron algunos testigos.

En su afán por disuadirlos, uno de los vigilantes de la gasolinera realizó algunos disparos al aire, pero no impidió el homicidio ni el robo.

Los vecinos afirmaron que luego del crimen, vieron cómo uno de los sujetos agarró la laptop y la tablet de la víctima y luego todos escaparon.

La mujer y la niña con quien había estado el difunto en el interior del negocio en la gasolinera, se subieron a otro vehículo muy afectadas y se fueron, relataron testigos.

El cadáver de Díaz Zárate quedó a un lado de la compuerta de su automóvil azul, placas P 62-213. A su lado había una maleta negra en la que supuestamente llevaba sus aparatos electrónicos.

Por los implementos que la víctima portaba, las autoridades no descartan que regresaba de alguna universidad. Sus familiares, no obstante, aseguraron que recién se había graduado como profesional.

La Policía manifestó que el cuerpo de la víctima presentaba lesiones de fuego a un costado de su cabeza.

Un vecino afirmó haber escuchado cinco detonaciones en el lugar de los hechos.

En otros hechos

Fuentes policiales informaron sobre la muerte violenta de una mujer de unos 50 años, cuyo cadáver fue encontrado en la entrada de Nejapa Power, en Apopa. La víctima presentaba lesiones en el cuello, por lo que las autoridades presumen que fue estrangulada. Se desconoce la identidad de la mujer.

En otros hechos registrados en diversos lugares de Usulután, la Policía informó de dos asesinatos, además del ataque a un exagente policial.

El primer hecho sucedió a la 1:50 de la madrugada, cuando supuestos mareros mataron a Ángel Ovidio de Paz, de 30 años, en la colonia Usuluteca.

Más tarde, a las 3:35 de la madrugada, otro hombre fue lapidado de la misma forma en Santiago de María. Cruz Maravilla Ávalos murió horas más tarde en el hospital de dicho municipio.

Por la evidencia encontrada en el lugar y la forma en que fueron asesinados los dos hombres, las autoridades creen que un mismo grupo de personas cometió ambos crímenes.

También en Santiago de María un exagente fue atacado a tiros en su casa. Las autoridades informaron que, hace varios días, el exagente habría recibido una llamada desde un centro penal donde un cabecilla de mara le ordenaba conseguir un arma de fuego.

Como el expolicía no cumplió con la solicitud, varios hombres llegaron ayer por la madrugada para atacarlo en su vivienda.

En otro hecho, la Policía reportó el asesinato de Mirna Elizabeth Ramírez, ocurrido en una zona rural del municipio de Tejutla, departamento de Chalatenango.

La joven fue asesinada a balazos por no menos de cinco hombres, quienes, al parecer, pertenecen a pandillas.

De acuerdo con la Fiscalía, Luis Arturo Chávez, de 35 años, fue asesinado en la colonia Boillat, municipio de Ciudad Barrios, departamento de San Miguel.

La víctima se dedicaba a la albañilería.

En Santa Ana, la Policía localizó el cadáver de un hombre en el cantón Concepción, municipio de Coatepeque.

En ninguno de estos seis asesinatos las autoridades han reportado detenciones de sospechosos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación