Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Asesinan a un joven dentro de una iglesia de Mejicanos

La víctima, de 19 años, estaba trabajando en el templo, situado en el cantón San Roque.

ctv-iof-asesinato-iglesia-9

Érick Sorto fue ultimado por vivir en una zona donde delinque una pandilla y trabajar donde hay presencia del bando rival. | Foto por Miguel Villalta


Residir en una zona asediada por la pandilla 18 y trabajar en un sector donde delinque la mara Salvatrucha fue la sentencia de muerte para Érick Antonio Sorto García, de 19 años.

La víctima fue asesinada ayer, pasada las 10:00 a.m., cuando trabajaba dentro de la Iglesia católica Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote, situada en la colonia Escalante, del cantón San Roque, en Mejicanos.

Las autoridades informaron que el joven fue atacado a balazos  mientras trabajaba en la construcción de un muro dentro de las instalaciones del templo.
Érick Antonio, según se supo, había empezado a edificar  el muro la tarde del viernes.

Sin embargo, habitantes de la zona sostuvieron que él se mantenía siempre en el lugar porque era el encargado de cuidar el recinto.

Aparentemente, el muchacho no tenía vínculos con grupos delincuenciales pero algunos allegados le había advertido que no llegar a la zona para evitarse problemas.


En un lapso de 26 horas, Sorto se convirtió en la tercera persona asesinada por pandilleros que se disputan territorios y que, a base de amenazas, quieren impedir que la población se movilice con libertad por algunas zonas.


La mañana del viernes, en la colonia Santa Rita, en Ayutuxtepeque -un municipio limítrofe con Mejicanos- fueron acribillados a balazos un hombre, de 46 años, y su hijo, de 22.


Las autoridades informaron que ambos eran residentes del cantón Los Llanitos y se dirigían a trabajar a un taller.


Se sabe que ninguno tenía relación con delincuentes, pero al igual que varios de sus vecinos habían sido amenazados por pandilleros para que no transitaran por zonas donde hay delincuentes rivales.


Matan a dos motoristas y a un cobrador de bus
Ayutuxtepeque fue escenario,  ayer por la mañana, del  homicidio contra Héctor Alfredo Ágreda Callejas.


El hombre, de acuerdo con la Fiscalía, trabajaba como motorista de la Ruta 44 y fue atacado en la colonia Tazumal, una zona asediada por la pandilla 18.


Por la tarde, también fue ultimado otro hombre que se ganaba la vida como cobrador de la Ruta 191. El ataque fue cometido cuando la unidad circulaba en San Cayetano Istepeque, en San Vicente.

Semanas atrás, un pariente de Luis Enrique Valladares también fue asesinado, según las autoridades.


La noche del viernes, Andreén Mejívar, motorista de la Ruta 140, fue ultimado a balazos cuando circulaba frente al mercado de San Martín.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación