Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Asesinan a jornalero y policías matan a un homicida cuando huía

El asesinato y el enfrentamiento fue en zona rural de Quezaltepeque. En Ciudad Arce, un supuesto pandillero fue ultimado tras atacar a un agente

Homicidio

Eliázar Flores, de 32 años, fue asesinado cuando terminó de cortar caña en una finca de Quezaltepeque, La Libertad. | Foto por Jaime Anaya

José Eliázar Flores salió de su casa el jueves, a las 4:00 de la mañana, para ir a cortar caña a una finca del cantón El Guitarrón, en Quezaltepeque, La Libertad.

Cuatro horas después, cuando José Eliázar, de 32  años, retornaba a su casa; fue interceptado por tres pandilleros que sin razón aparente le quitaron la vida a balazos. 


Cuando los delincuentes escapaban se encontraron con varios policías que llegaron a patrullar porque fueron alertados de que varios hombres armados merodeaban la zona.


Hubo un enfrentamiento entre ambos grupos, hasta que los  malhechores lograron escapar, uno iba lesionado. 



Más tarde, los policías rastrearon el lugar y entre unos cañales descubrieron que el delincuente estaba muerto. Los otros huyeron.



El pandillero, quien no fue identificado por  falta de documentos, tenía tres cartuchos de arma de fuego en su bolsillo. Las autoridades no establecieron el móvil del homicidio. 


Horas después, siempre en la Libertad, pero en el municipio de Ciudad Arce, otros policías se enfrentaron a balazos con un miembro de la mara Salvatrucha que viajaba en una mototaxi.



Según testigos, una patrulla iba siguiendo al delincuente  que manejaba la motocicleta y cuando circulaba por  la colonia  Las Colinas, cerca del cementerio municipal, le ordenaron que se detuviera, pero no lo hizo.


Otro grupo de policías motorizados apareció por el otro extremo de la carretera y cuando el hombre se vio acorralado, paró la marcha.


Después sacó un arma de fuego y comenzó a disparar. Un agente fue alcanzado por una bala en el tórax, mientras que el delincuente fue abatido por los demás policías.


Algunos colegas del agente denunciaron en las redes sociales que la víctima, pese a que estaba grave, fue llevada en ambulancia a un hospital porque el helicóptero de la Policía no fue facilitado para hacer el traslado.


Hallan cadáver en finca de Antiguo Cuscatlán
El cuerpo de un hombre,  que tenía entre 20 y 25 años, fue localizado en la finca  Calistemo, cerca del redondel a la Libre Expresión, en Antiguo Cuscatlán, La Libertad.


No se supo la identidad de la víctima, quien fue encontrada por personas que utilizan la propiedad como atajo para salir al bulevar Luis Poma.


 Las autoridades dijeron que el joven tenía varias heridas de bala, la mayoría de ellas en la espalda. 


En la escena no fueron encontrados los casquillos, por lo que se presume que lo mataron con un revólver.


El hombre vestía un pantalón negro, una camisa  tipo polo con rayas blancas con negro y unos zapatos tenis blancos.


El asesinato habría sido cometido a las 3:00 de la mañana, según lugareños que escucharon los disparos, pero el cuerpo fue descubierto tres horas después.


Asimismo, entre la noche del miércoles y la mañana del jueves, fueron ultimadas dos mujeres y un bebé de ocho meses.  Madre e hijo fueron atacados en la comunidad Tutunichapa 4, de San Salvador, y la otra mujer cerca del cementerio Los Ilustres (ver nota en página siguiente).


En el cantón San Roque, de Mejicanos, también fue ultimado el cobrador de un microbús de la Ruta 33-A. Mientras que en la colonia Bolaños, de San Martín, unos delincuentes mataron al empleado de un taller.


Las autoridades también registraron el homicidio de José Torres, de 36 años,  en la colonia Belén, de Cochagua, La Unión. La Policía dijo que era pandillero.


Asesinan a hombre que fue amenazado
Hasta hace tres meses, Manuel Álvarez Rivera, de 55 años, habitaba en una modesta casa del reparto Santa Margarita 2, de Cuscatancingo, un lugar asediado por la mara 18.


Todos los días, el hombre salía vender de forma ambulante al mercado de Mejicanos y con lo poco que ganaba, mantenía a su esposa y a sus cuatro hijos menores edad.


Según allegados de la familia, de un día para otro, el grupo salió huyendo de la colonia porque fue amenazado por pandilleros. Nadie sabe los motivos.


La tarde del miércoles, el señor llegó a la colonia a cortar unos guineos y a ver cómo estaba la vivienda que había dejado abandonada. Los delincuentes lo vieron en el pasaje y lo acribillaron.


Las Policía no descartó que la pandilla le haya quitado la vida porque cuando iba a trabajar circulaba por zonas donde delinque la pandilla rival o porque tuvo problemas con alguno de los pandilleros mientras andaba bajo los efectos del alcohol.


Unas horas después de esta muerte violenta, también fue ultimado a balazos José Antonio Arévalo Ruiz, de 23 años.


El homicidio fue cometido en un pasaje del centro urbano San Bartolo, de Ilopango.


La víctima, según la Policía, trabajaba ocasionalmente en la imprenta de un periódico.


Las autoridades tuvieron dificultades para recabar información en la escena porque, de acuerdo a la fuente, los pobladores se negaron a hablar.


Además de esta muerte, las autoridades reportaron el homicidio de José Alexander Ramos Zepeda,  de  16 años.


El adolescente murió lapidado en el final 15a calle poniente en Santa Ana.


Otro joven de 17 años fue asesinado en la colonia Vista Hermosa, de Comasagua, La Libertad. En el ataque también resultó lesionado un adulto. Se desconoce porqué lo mataron.

Herbert  Alejandro Rivera  Rivas, de 23 años, fue ultimado en una finca del barrio El Calvario, en Apaneca, Ahuachapán. Allegados de la víctima dijeron que solía ingerir bebidas embriagantes, por lo que no se descarta que bajo los efectos del alcohol haya tenido problemas con alguien y eso derivó el homicidio.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación