Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Asesinan a futbolista de la Segunda División cuando terminaba un entreno

Adrián Molina fue ultimado dentro del estadio de San Rafael Cedros, Cuscatlán. Un árbitro profesional también murió en otro hecho violento.

Homicidio

Decenas de parientes y amigos de Adrián Molina Cornejo, de 38 años, llegaron al estadio de San Rafael Cedros para solidarizarse con los dolientes. | Foto por Marlon Hernández

La familia de Adrián Molina Cornejo,  jugador del equipo San Rafael, de la Segunda División de Fútbol profesional, esperaban que él llegara a su casa ayer al mediodía.

El deportista, de 38 años, no apareció y, por el contrario, lo que sus allegados recibieron fue una llamada telefónica para avisarles que lo habían asesinado dentro del estadio situado en la entrada a San Rafael Cedros, Cuscatlán. 

Parientes de Molina relataron que él era el encargado de llevar las pelotas, el agua y demás utilería cada vez que el equipo entrenaba.

Este jueves, pasada la 1:00 de la tarde, casi todos los jugadores se habían marchado de la cancha y cuando Adrián estaba guardando las pelotas,  fue atacado a balazos.

El hombre -quien cursaba primer año de licenciatura en Derecho y era padre de tres niños, de entre 9 y 4 años- murió de inmediato.  

Su cadáver quedó afuera de la cancha, entre su vehículo y una motocicleta que estaban estacionados dentro del recinto.

Las autoridades no determinaron el móvil del homicidio, pero revelaron que durante un operativo policial fueron detenidas dos personas que habrían cometido el hecho.

La noticia de que Molina había sido asesinado se corrió rápido en la zona. 

Decenas de personas se concentraron frente al estadio para dar el pésame a la familia doliente y para ver a las autoridades procesar la escena del homicidio.

La mayoría de ellas eran residentes del cantón El Espinal, situado a unos tres kilómetros del estadio local.

Molina era oriundo de ese cantón. Algunos conocidos  del futbolista expresaron conmocionados que provenía de una familia numerosa; era el último de nueve hermanos.

La víctima era primo del alcalde de San Rafael Cedros, René Molina, y hermano de Joaquín Molina Cornejo, director del hospital nacional Nuestra Señora de Fátima, de Cojutepeque.

Sin profundizar en detalles, algunos allegados de la víctima no descartaron que Adrián hubiera recibido amenazas de muerte; estas, según las fuentes, estarían relacionadas con su trabajo dentro del equipo.

Otras personas manifestaron que el jugador supuestamente tuvo problemas con unos pandilleros y de ahí se habría derivado el asesinato. Esta versión no fue confirmada con las autoridades.

Matan a maestro de educación física y árbitro 
A través de redes sociales también se supo que Ricardo Ramírez, árbitro de Fútbol Sala y profesor de Educación Física, murió en un hecho violento, la noche del miércoles.

La Asociación Universitaria Salvadoreña y la Federación Salvadoreña de Fútbol,  condenaron el homicidio y se solidarizaron con los dolientes.

Algunos de sus amigos dijeron que era hijo único y que se caracterizó por su espíritu de servicio.  Se desconoce el lugar y las circunstancias en la que fue ultimado. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación