Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Asesinan a un exsoldado en zona rural de Quezaltepeque

En San Pedro Perulapán, el cuerpo de una mujer fue hallado envuelto en una sábana

Dos mujeres se conduelen al reconocer como pariente suyo a uno de los dos hombres asesinados en un sector rural de Quezaltepeque. Foto EDH / Jorge Beltrán.

Dos mujeres se conduelen al reconocer como pariente suyo a uno de los dos hombres asesinados en un sector rural de Quezaltepeque. Foto EDH / Jorge Beltrán.

Dos mujeres se conduelen al reconocer como pariente suyo a uno de los dos hombres asesinados en un sector rural de Quezaltepeque. Foto EDH / Jorge Beltrán.

Un exsoldado del Destacamento Militar No. 1, con sede en Chalatenango, y un exagente de seguridad privada fueron asesinados la noche del viernes anterior.

Los cuerpos fueron hallados a orillas del río Sucio, que divide los municipios de Quezaltepeque y San Matías, ambos, en el departamento de La Libertad.

Las víctimas fueron identificadas como Adán de Jesús Castro Mejía, de 43 años, y José Arturo Rodríguez Valle, de 23, este último era quien había estado de alta en la Fuerza Armada de El Salvador.

Castro Mejía vivía en el cantón Hacienda Tacachico, mientras que Rodríguez Valle residía en El Aguacate, ambos, de Quezaltepeque.

De acuerdo con vecinos del caserío Rancho Quemado, de San Matías, fue como a las 9:30 de la noche del viernes que escucharon una balacera en dirección del río Sucio.

Diez o quince minutos después, sobre la calle principal del cantón, vieron pasar a un grupo de hombres que iba en dirección al cantón Las Flores, siempre de San Matías.

Sin embargo, los testigos dijeron que no podían asegurar si estos hombres podrían estar involucrados en el doble asesinato o si al escuchar la balacera decidieron alejarse lo más posible del lugar.

Según parientes de los dos asesinados, ambos salieron como a las nueve de la mañana del viernes hacia el cantón Las Flores, donde reside una pariente de Rodríguez Valle, a quien solían visitar frecuentemente.

La visita también era aprovechada, por los dos amigos, para embriagarse, explicaron los parientes de ambos.

Los cadáveres fueron encontrados por un agricultor, quien se disponía a trabajar en un cultivo de frijoles cuando se percató de los dos cuerpos tirados a la orilla del río.

Algunos policías que acudieron a la escena del crimen aseguraron que los dos cadáveres tenían múltiples disparos. A uno le alcanzaron a contar entre 13 y 15 heridas de bala.

En el lugar, también, hallaron casquillos de fusil y de pistolas.

De acuerdo con vecinos de las víctimas, estas se dedicaban a la agricultura. "Pues yo los miraba que eran tranquilos", refirió un hombre que llegó al lugar donde estaban los dos cadáveres.

Sector olvidado por PNC

Los cantones Hacienda Tacachico y el Aguacate están descuidados por la subdelegación de Quezaltepeque, según explicaron residentes, quienes afirmaron que la policía solo llega cuando ocurren crímenes como el cometido contra los dos campesinos.

Por su parte, vecinos de Rancho Quemado dijeron que ahí, la policía de San Matías llega cada tres o cinco días.

En el caso del cantón La Flor y otros aledaños, del municipio de San Matías, la presencia de pandillas es mucha. Los rótulos amenazantes con la leyenda "ver, oír y callar" hablan del dominio de la pandilla 18 en ese sector.

En el cantón La Flor, hace aproximadamente dos meses, un joven fue acribillado a balazos por hombres que llegaron a sacarlo de su casa, vistiendo ropas oscuras, similares a los que usa la PNC, afirmaron algunos lugareños.

Pero además de las maras, en esa zona rural también existen varias bandas bien armadas que se dedican al robo o al destace clandestino de ganado. Las bandas operan a sus anchas debido a que la ausencia policial es notoria en el día. En la noche es nula, se quejaron los habitantes.

En otro hecho, las autoridades reconocieron el cadáver de un agricultor, identificado como Nelson Armando Mendoza, de 25 años, cuyo cadáver fue encontrado en el cantón El Cauca, municipio de Rosario de La Paz, en el departamento de La Paz.

La policía indicó que el cuerpo de Mendoza tenía varias lesiones de arma de fuego.

Halla cuerpo de mujer envuelto en sábanas

Ayer en la mañana, la Fiscalía y Policía informaron del hallazgo del cuerpo de una mujer que estaba envuelta en sábanas y tenía un lazo atado al cuello.

El hallazgo ocurrió en el kilómetro 22 de la Carretera panamericana hacia el oriente del país.

Ayer al mediodía, la policía informó que varios miembros de la pandilla 18 bajaron de un autobús del transporte colectivo a un hombre que luego asesinaron.

La víctima fue identificada como José Víctor Gil, de 29 años, quien era originario del cantón Huisiltepeque, de San Pedro Perulapán, Cuscatlán.

De acuerdo con la policía, Gil era miembro activo de la Mara Salvatrucha. Sus rivales, al detectarlo, se subieron al bus y comenzaron a golpearlo hasta que lo bajaron.

A pocos metros, a un costado de la clínica Fosalud, de San Martín, lo mataron a balazos.

En Santa Ana, la policía localizó el cadáver de una persona indigente cerca del hospital San Juan de Dios.

La noche del viernes, la Fiscalía de Sonsonate reportó el homicidio con arma de fuego de un supuesto pandillero de la MS, quien no pudo ser identificado. El crimen sucedió en la colonia IVU, en San Antonio del Monte, Sonsonate.

También, el viernes, por la noche, Tomás Rojas, de 36 años, pandillero de la MS, según la Fiscalía, fue asesinado en el cantón Francisco Amatepec, de San Luis Talpa, La Paz.

Por su parte, el Ministerio de la Defensa informó del fallecimiento de Juan Carlos Zelaya Díaz, de 18 años, quien era caballero cadete de primer año de la Escuela Militar Capitán General Gerardo Barrios.

Zelaya Díaz falleció el viernes a las 5:30 p.m., mientras recibía adiestramiento en técnicas de flotación en la piscina de la Escuela Militar.

Mediante un comunicado, Defensa indicó que ya se han iniciado las investigaciones del caso para determinar las causas del fallecimiento.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación