Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Asesinan a un estudiante y lesionan a tres en La Unión

Fueron atacados a unos 50 metros del instituto de Amapalita

Byron José Hernández, de 17 años, cursaba primer año de bachillerato. Lo mataron dos hombres. Foto EDH / Insy Mendoza

Byron José Hernández, de 17 años, cursaba primer año de bachillerato. Lo mataron dos hombres. Foto EDH / Insy Mendoza

Byron José Hernández, de 17 años, cursaba primer año de bachillerato. Lo mataron dos hombres. Foto EDH / Insy Mendoza

Un grupo de estudiantes del Instituto Nacional del cantón Amapalita, de La Unión, fueron atacados a balazos ayer, a las 7:15 de la mañana, a unos 50 metros de la institución.

Cuando los adolescentes se dirigían a clases, fueron interceptados por dos hombres que, sin mediar palabra, les dispararon varias veces.

En la escena pereció Byron José Hernández, de 17 años, y tres compañeros de él sufrieron lesiones que, de acuerdo con las autoridades, no fueron de gravedad.

Cerca del cadáver de Hernández quedaron regados sus cuadernos.

Tras enterarse del hecho, decenas de padres llegaron preocupados al lugar para llevarse a casa a sus hijos, por temor a que se cometiera otro ataque.

El oficial de servicio de la delegación policial de La Unión, subinspector Sandoval Pleitez, aseguró que todavía no se había determinado el móvil del ataque.

"Cualquier hipótesis es muy prematura, pero algunos residentes de la zona identifican al fallecido y a uno de los lesionados como presuntos pandilleros de la mara MS", dijo el delegado de la Policía.

La fuente dijo que esa versión se tendrá que corroborar conforme avancen las investigaciones del caso.

El director departamental de Educación, Carlos Reyes, confirmó que las tres víctimas son estudiantes de primer año de bachillerato.

Según él, este hecho da la pauta para que se fortalezca el tema de la prevención de violencia. El Instituto de Amapalita está incluido en la fase dos del programa de seguridad de escuelas, dijo Reyes.

Las autoridades educativas no descartaron pedir que se asignen policías o militares para que brinden seguridad a los estudiantes, sobre todo en las horas de entrada y salida de clases. Mientras que algunos padres expresaron su temor de que este pueda ser un preámbulo a una desgracia mayor, si las autoridades no le prestan atención.

Las estadísticas de las autoridades revelan que, en 2014, fueron asesinados más de 20 estudiantes en distintos municipios.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación