Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Asesinan y entierran a mujer cerca de su casa en Zacatecoluca

Presumen que víctima fue asesinada por orden de un preso. Para no dejar evidencia, sus asesinos lavaron la sangre y la cubrieron con ceniza.

Los restos de Claudia Fenicia Baires Ramírez, de 29 años, fueron hallados a 200 metros de su casa. Foto EDH / Jorge Reyes

Los restos de Claudia Fenicia Baires Ramírez, de 29 años, fueron hallados a 200 metros de su casa. Foto EDH / Jorge Reyes

Los restos de Claudia Fenicia Baires Ramírez, de 29 años, fueron hallados a 200 metros de su casa. Foto EDH / Jorge Reyes

Mientras las pandillas y los mediadores firmaban un pacto d e no violencia ayer en Zacatecoluca, en una comunidad marginal de ese municipio la Policía custodiaba la escena del asesinato de una mujer de 29 años.

La víctima fue identificada como Claudia Fenicia Baires Ramírez, quien fue asesinada en su vivienda y luego llevada a un predio baldío, a unos 200 metros de la misma, en donde fue "semienterrada", a unos 85 centímetros de profundidad. Según la Policía, para no dejar evidencias, los asesinos intentaron lavar la sangre de la casa, pero al no lograrlo utilizaron ceniza para intentar ocultarla. Baires Ramírez residía sola en la colonia Cosme Espezoto, cantón Penitente Arriba, en el kilómetro 62 de la carretera Litoral, presentaba varios golpes de objetos contundentes, en la cabeza, rostro y pecho. Aún no ha sido esclarecido el móvil del crimen, cometido cerca de la media noche del martes.

Un subinspector policial afirmó que los padres de la víctima recibieron una llamada telefónica a las 12:00 de la noche del martes, pero por temor declinaron contestar.

"Ayer, a las 8:00 de la mañana llegaron a su casa, y encontraron que (la puerta) estaba violentada", afirmó el oficial.

La fuente policial señaló que encontraron huellas de sangre que los llevó al sitio donde estaba semienterrada.

Los progenitores agregaron que la joven no tenía problemas con nadie, sin embargo, días antes le habían dejado un perro muerto en la puerta de su casa, como un aviso de lo que sucedería.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación