Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Asesinan a dos mujeres y sus bebés en San Miguel y Ahuachapán

Una de las víctimas estaba embarazada de mellizos, indicó la Policía

Tumba en la que sepultaron a Mélida Antonia Amaya, de 30 años, y su bebé de seis meses de edad, en el cementerio de San Miguel. Fotos EDH / JENNY VENTURA.

Tumba en la que sepultaron a Mélida Antonia Amaya, de 30 años, y su bebé de seis meses de edad, en el cementerio de San Miguel. Fotos EDH...

Tumba en la que sepultaron a Mélida Antonia Amaya, de 30 años, y su bebé de seis meses de edad, en el cementerio de San Miguel. Fotos EDH / JENNY VENTURA.

Una mujer y su bebé fueron asesinados en San Miguel, en tanto que otra que estaba embarazada de gemelos fue ultimada por su compañero, en Ahuachapán.

En el primero de los casos, María del Rosario Belloso Díaz, de 45 años, fue asesinada con machete, supuestamente por su compañero de vida Audías Orlando Catalán Morán, de 25 años, quien en presunto estado de ebriedad y aparentemente cegado por los celos, llegó a la vivienda, discutió con la mujer y luego tomó un corvo asestándole dos lesiones en la cabeza que terminaron con su vida.

El hecho sucedió como a eso de las siete y media de la noche del sábado, en la casa número 5, pasaje 3 del barrio San José, en la colonia del mismo nombre, en el cantón Cara Sucia, municipio de San Francisco Menéndez, departamento de Ahuachapán, según informó la Policía.

De acuerdo con las primeras investigaciones, Belloso Díaz estaba embarazada. Las discusiones entre ella y el sospechoso se habían vuelto muy frecuentes, más cuando el hombre llegaba a casa borracho, explicaron las autoridades.

Las autoridades tuvieron conocimiento del hecho aproximadamente media hora después de haber ocurrido. Algunas personas que residen cerca de la pareja, observaron que el presunto victimario salió corriendo después de haber matado a la mujer, tratando de escapar de la justicia.

La Policía Nacional Civil montó un operativo por el sector y colonias aledañas. A eso de las nueve de la noche detuvieron a Catalán Morán en la colonia Getsemaní del mismo cantón Cara Sucia.

El cadáver fue reconocido legalmente por forenses del Instituto de Medicina Legal de Santa Ana, la Fiscalía y elementos policiales que llegaron al lugar.

Capturado, en silencio

Tras ser capturado, Catalán Morán no quiso dar ninguna declaración y decidió permanecer callado. Según las autoridades, el crimen pudo derivarse por celos del sospechoso hacia su mujer.

Otro horrendo crimen

Ayer por la mañana, fueron enterrados los cuerpos de Mélida Antonia Amaya, de 30 años, junto al de su hijo de seis meses de nacido José Ezequiel Portillo, en el cementerio general de San Miguel, luego que los cuerpos fueron entregados esa misma mañana a los parientes de las víctimas en las instalaciones de Medicina Legal.

Los cuerpos de las víctimas fueron encontrados sin vida la noche del sábado en una vivienda situada en la colonia Milagro de La Paz, en la que vivieron por mucho tiempo.

Los familiares de las víctimas con total hermetismo enterraron los cuerpos en el cuadro número diez del camposanto, no hubo velación.

Sobre el caso las autoridades no quieren hablar mucho; sin embargo, en las oficinas de la Fiscalía General de la República (FGR), en la ciudad migueleña aseguraron que, hasta hoy darán información al respecto.

Mientras que la Policía dio su versión del caso asegurando que fueron vecinos cercanos a la vivienda donde residían las víctimas los que dieron aviso al sistema de emergencias 911.

Estos verificaron y observaron tanto a la madre como al hijo envueltos en sabanas y supuestamente estrangulados.

Sobre el hecho no se sabe más, que es posible, que esté relacionado a rencillas personales.

Las autoridades estiman que la mujer y su hijo, tenían aproximadamente tres o cuatro días de haber sido asesinado.

Más homicidios

En otro hecho, en horas de la mañana de ayer fue asesinado con arma de fuego y arma blanca, Élmer Antonio Guevara, de 35 años.

El hecho ocurrió en Ciudad Barrios, cerca del puente de colonia Boyat, según la Policía este pertenecía a pandillas y el hecho se pudo deber a las rencillas entre pandillas.

Asimismo, en San Pedro Perulapán, Víctor Martínez, fue asesinado al salir de un baile en el cantón La Loma.

El hombre fue acribillado a balazos por supuestos pandilleros de la 18. Vecinos del lugar indicaron que Martínez, aparentemente, no era miem bro de pandillas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación