Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Asesinan a dos motoristas del transporte público

Los crímenes ocurrieron en Sonsonate y Cuscatlán, entre el domingo y ayer

Un investigador levanta evidencias del autobús placas 76-743, cuyo conductor fue asesinado la mañana de ayer en el cantón San Francisco de San Pedro Perulapán. Foto EDH / Douglas Urquilla

Un investigador levanta evidencias del autobús placas 76-743, cuyo conductor fue asesinado la mañana de ayer en el cantón San Francisco de San Pedro Perulapán. Foto EDH /...

Un investigador levanta evidencias del autobús placas 76-743, cuyo conductor fue asesinado la mañana de ayer en el cantón San Francisco de San Pedro Perulapán. Foto EDH / Douglas Urquilla

Dos motoristas del transporte público fueron asesinados entre la noche del domingo y ayer por la mañana en Sonsonate y Cuscatlán, según informó Fiscalía y Policía.

En el cantón San Francisco de San Pedro Perulapán, Cuscatlán, asesinaron a balazos a Patricio Ábrego Pichinte, quien conducía un autobús de la Ruta 25 que presta el servicio de transporte entre el cantón San Francisco de San Pedro Perulapán y San Martín.

El ataque se produjo a las 5:50 de la mañana cuando se disponía a iniciar su primer viaje.

Cuatro hombres con apariencia de pandilleros armados de una escopeta y pistolas se subieron al bus frente a la Ermita del referido cantón y dispararon al conductor.

En el ataque resultó un pasajero herido. La Policía no descarta que el ataque pueda estar ligado a las extorsiones que exigen las pandillas o pudo tratarse de un asalto a los pasajeros.

La noche del domingo pasado, pandilleros asesinaron a Kelvin Jiménez, de 33 años, quien conducía un autobús de la Ruta 257 que hace recorrido a la playa Los Cóbanos.

La víctima recién había terminado su jornada laboral y se dirigía a estacionar el autobús cuando se subieron varios hombres con aspecto de pandilleros y le hicieron varios disparos.

Tres dobles homicidios en las últimas horas

Uno de ellos se registró en la colonia San Fernando de Armenia. Unos mareros asesinaron a balazos a Edgar Yonathan Guerrero, de 22 años; y a César Edenilson Castro Sánchez, de 19 años, quienes residían en Izalco. Ellos habían transportado en un camión, a jugadores de un equipo de fútbol de Izalco y los pandilleros esperaron a que terminara el partido para atacar a las dos víctimas.

Otro doble homicidio se registró en el cantón Nisperal de Santa Elena, Usulután. En ese lugar asesinaron a Luis Mariano Gaitán, de 45 años y su hijo, Luis Isaías Gaitán, de 15.

Siempre en Usulután, el lunes se registró otro doble asesinato en el cantón Joya Ancha Abajo. Dos jóvenes recibieron varios disparos con arma de AK-47 y escopeta. Autoridades presumen que se trató de un enfrentamiento entre pandillas.

Matan a reo en fase de confianza

Otro homicidio se registró en el barrio Arriba de Guatajiagua en Morazán. En este sitio asesinaron a Porfirio Velis, de 34 años, quien supuestamente era un delincuente que asaltaba en la zona, según la Policía.

Velis cumplía una condena por homicidio en el centro penal de San Miguel, pero gozaba de la fase de confianza.

Como parte de sus obligaciones penitenciarias, para ser beneficiado con esa medida, trabajaba en la construcción de las bartolinas de la Policía en Usulután.

Otro hombre no identificado, fue asesinado la noche del domingo en el barrio San Juan de San Rafael de Oriente de San Miguel.

En las cercanías del punto de microbuses de la Ruta 46 atacaron a balazos a Yonathan Mauricio Ibáñez de 20 años, quien murió de inmediato.

Ayer por la mañana, las autoridades fiscales también registraron la muerte violenta de un recluso del centro penal de Ciudad Barrios en San Miguel.

El cadáver de Francisco Eduardo Flores, de 45 años, fue hallado ayer por la mañana en la 16a. Avenida Norte y 13a. Calle Oriente del barrio San José en San Salvador.

Y dentro de un cibercafé de Santa María Ostuma, La Paz, fue ultimado Vicente Valladares, de 25 años, Policía desconoce el móvil del hecho.

Policía hiere a hombre

Un policía lesionó de bala a un sujeto que lo atacó a machetazos en el municipio de Delicias de Concepción, Morazán.

Maximino Alberto Ramos, de 32 años, supuestamente en estado de ebriedad, amenazaba con dos corvos a su familia por lo que los vecinos llamaron a la policía.

Al llegar los agentes, estos le pidieron que botara los dos corvos, pero él se le abalanzó a uno de los agentes, quien al retroceder, para esquivar los machetazos, se resbaló y cayó al suelo.

Al ver que su vida estaba en peligro, le hizo varios disparos a las piernas, por lo que el individuo fue llevado al hospital de San Francisco Gotera, donde es custodiado por policías.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación