Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Asesinan a dos agentes municipales en Suchitoto

Ataque fue dentro de un autobús. Una de las víctimas fue ultimada frente a su madre

Asesinan a dos agentes municipales en Suchitoto

Asesinan a dos agentes municipales en Suchitoto

Asesinan a dos agentes municipales en Suchitoto

"Oímos los disparos y gritamos, pero pocos nos atrevimos a ver para atrás. Estábamos perturbados", este fue el relato de una pasajera del bus de la Ruta 633, donde ayer fueron asesinados dos agentes municipales en Suchitoto, Cuscatlán.

La unidad salió de Cinquera, Cabañas, con el primer viaje del día. Cuando pasó por el cantón Copapayo, de Suchitoto, los agentes Santos García, de 52 años, y su colega y vecino, José Guillermo Barrera, de 40, abordaron la unidad.

Ambos se dirigían a trabajar al centro del municipio. En el mismo bus se subió la madre de Barrera, quien iba a realizar unas diligencias.

Uno de los agentes se sentó en el último asiento del automotor, mientras que a poca distancia su compañero iba de pie.

Alrededor de las 6:00 a.m., en el desvío al caserío Agua Caliente, dos hombres con apariencia de pandilleros le hicieron parada al bus, se subieron y caminaron directamente hasta donde iban los policías municipales.

El conductor empezaba a retomar la marcha cuando la gente oyó varios disparos. Hubo gritos y desconcierto.

Algunos pasajeros cerraron los ojos mientras clamaban a Dios. Otros lograron ver que los delincuentes bajaron del bus y corrieron.

Los asesinos habían atacado a los agentes. Según algunos testigos, el que iba sentado murió de inmediato y el otro agonizó varios minutos en el pasillo mientras la gente trataba de auxiliarlo.

Víctimas portaban armas tras recibir amenazas

Un delegado de la Policía informó que las víctimas habían sido amenazadas por pandilleros, pero no reveló las razones.

Por su parte, algunos compañeros de García y Barrera aseguraron que como la institución no les autoriza portar las armas de equipo en su tiempo libre, las víctimas se habían armado por su cuenta.

Con tono desalentado el agente manifestó que los homicidas no le dieron tiempo a las víctimas de defenderse.

"Los dos dejan hijos... la mamá de uno de ellos venía ahí, enfrente se lo mataron", dijo el agente con tono impotente.

El agente descartó que el móvil del ataque fuera el robo de las armas porque los investigadores de la Policía les manifestaron que las encontraron en la escena.

Entre los lugareños que se concentraron en la escena del doble homicidio había conmoción, pues dijeron conocer a las víctimas desde hace varios años.

Esas personas señalaron que los agentes casi siempre andaban juntos porque además de ser compañeros eran vecinos.

Se conoció que ambos tenían más de siete años de trabajar en la institución.

La Policía informó que tras el ataque fueron detenidos tres sujetos que supuestamente son pandilleros quienes habrían participado en el doble asesinato.

Algunos habitantes de la zona manifestaron que viven acosados por las pandillas y que la presencia policial es casi nula.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación