Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Asesinan a un cabo del Ejército en zona Tacuba

Estaba destacado en la 2a. Brigada de Infantería con sede en Santa Ana, según las autoridades

Batallones

El cabo Elmer Edgardo de la Cruz García prestaba su servicio militar en la Segunda Brigada de Infantería, Santa Ana. | Foto por MC

El cabo Elmer Edgardo de la Cruz García prestaba su servicio militar en la Segunda Brigada de Infantería, Santa Ana. 

El cabo Elmer Edgardo de la Cruz García, de 29 años, se convirtió el martes por la noche el militar número 14 en ser asesinado a manos de las pandillas.

El militar estaba destacado en la Segunda Brigada de Infantería en Santa Ana, según un reporte militar.

De acuerdo con la Policía, la víctima presentaba tres lesiones propinadas con arma de fuego en la cabeza.

El homicidio ocurrió en el interior de una finca situada en el barrio El Calvario del municipio de Tacuba, Ahuachapán, dijo la Policía.

De la Cruz García residía en el caserío Los Saldañas, cantón Rosario del referido municipio.

Las autoridades desconocen cuál pudo ser el móvil del crimen, aunque no descartan que pudo ser por su cargo y que lo asesinaran pandilleros que operan en la localidad.

Un informe de la Fuerza Armada revela que cerca de las 10:50 de la noche del martes, un Grupo Conjunto de Apoyo a la Comunidad (GCAC) encontró, durante un patrullaje de rutina, el cuerpo sin vida del cabo Elmer Edgardo de la Cruz Galicia.

El hallazgo implica que la víctima fue privada de libertad, sin precisar el tiempo para luego ser asesinado y su cadáver abandonado en la finca, dice el informe.

La Fuerza Armada y la Policía Nacional Civil montaron un operativo de búsqueda de los criminales, pero al cierre de esta nota no se reportaban capturas. 

Este nuevo hecho sucede a casi un mes de que fueran asesinados dos soldados que resguardaban una de las estaciones del Sistema de Transporte Integrado Metropolitano de San Salvador (SITRAMSS), el pasado 21 de junio.

A pesar de que las autoridades montaron un fuerte operativo luego del incidente y días posteriores, el cual dejó 40 retenciones de sospechosos del hecho, las autoridades aún no han dado con los principales implicados.

Una de las dos víctimas era José Otoniel Perlera, originario de Tacuba, Ahuachapán, donde ahora la historia se vuelve a repetir, solo que con otros matices. 

En el mismo cumplimiento del deber más de 36 policías también han sido asesinados.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación