Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Asesinan a balazos a dos vendedores, un barrendero y un albañil

Una víctima fue ultimada en Cuscatlán. Era padre de tres niños

Investigadores recaban evidencias en la zona donde fue asesinado José Ramos, de 36 años. Él vendía pescado cuando lo mataron en San Pedro Perulapán. Foto EDH / Douglas Urquilla

Investigadores recaban evidencias en la zona donde fue asesinado José Ramos, de 36 años. Él vendía pescado cuando lo mataron en San Pedro Perulapán. Foto EDH / Douglas...

Investigadores recaban evidencias en la zona donde fue asesinado José Ramos, de 36 años. Él vendía pescado cuando lo mataron en San Pedro Perulapán. Foto EDH / Douglas Urquilla

José Roberto Ramos Zavala salió temprano ayer de su casa a vender pescados, porque de esa manera llevaba el sustento a sus tres hijos. El hombre no regresó al hogar porque en el trayecto fue asesinado.

El homicidio de Ramos, quien tenía 36 años, fue cometido alrededor de las 7:00 a.m. en la calle principal del cantón Buenos Aires, en San Pedro Perulapán, Cuscatlán.

La víctima —quien recibió los disparos en la cabeza— tenía varios años de comercializar el producto de forma ambulante en la zona y nunca tuvo problemas con nadie, ni tampoco lo estaban extorsionando, según sus allegados.

Sin embargo, se supo que hace un tiempos se separó de la madre de sus hijos, quien presuntamente después inició un relación con un supuesto pandillero.

Ramos, a decir de su familia, siempre quiso estar en contacto con sus hijos y eso le provocaba conflictos con su excompañera de vida.

Fuentes allegadas a la investigación señalaron que por esta razón José Roberto ya había sido amenazado de muerte.

Las autoridades no descartaron que una de las principales líneas de investigación en torno a este hecho sea un posible móvil pasional.

En la zona donde fue cometido el ataque nadie pudo ver quiénes cometieron el hecho. Cerca del cadáver quedó tirado el guacal donde la víctima llevaba los pescados.

Más tarde, César Adonay García, de 43 años, fue ultimado en la entrada principal de la terminal de buses de Metapán, en Santa Ana.

Las autoridades informaron que la víctima se dedicaba a la venta informal de mercadería en la zona. No se determinó cuál fue la causa del ataque.

En otro hecho de violencia, a las 10:00 a.m., un empleado de la alcaldía de San Marcos, al sur de la capital, también fue ultimado a balazos en la colonia Los Andes I, del mismo municipio.

La Policía informó que Rodolfo Alexander Zaldaña, de 30 años, fue atacado por varios hombres cuando se disponía a recoger la basura en la zona que se le había asignado.

La noche del viernes, también fue ultimado en el Reparto Santa Margarita, de Ciudad Delgado, Miguel Ángel Vásquez, de 47 años, quien trabajaba como albañil.

La víctima regresaba a su casa, tras haber comprado en una tienda, cuando unos sujetos le dispararon desde un vehículo.

La Policía informó que el hombre fue deportado de Estados Unidos hace varios años y se descartó que fuera delincuente.

Algunos vecinos del hombre dijeron que él tenía mucho tiempo de residir en la colonia, que era muy trabajador y que no solía meterse en problemas.

La Policía sospecha que los homicidas lo mataron por equivocación.

Simultáneamente a este asesinato, otros dos hombres fueron ultimados en la colonia Santa María II, del cantón El Arenal, en la misma jurisdicción.

Una de las víctimas fue identificada como Gabriel Vásquez. Se sabe que a ellos también los atacaron a balazos desde un vehículo en marcha.

Además, Santos Rosa García, de 23 años, fue herido de bala en un car wash de la urbanización Bella Vista de Soyapango. Murió mientras recibía asistencia en un hospital.

Matan a dos hombres en Ciudad Barrios

José Basilio Romero, de 33 años, y otro hombre a quien no se pudo identificar, fueron ultimados ayer en el cantón Nuevo Porvenir, de Ciudad Barrios, San Miguel.

Las víctimas, de quienes se desconoce si eran de pandillas, presentaban varias lesiones provocadas con arma blanca. Hasta las 7:00 p.m., las autoridades continuaban haciendo los reconocimientos de los cadáveres.

Las autoridades también reportaron el homicidio de Carlos Alexis Ventura Cruz, de 18 años. Fue ultimado con arma blanca en el cantón Piedra Pacha, de El Tránsito, San Miguel.

En Soyapango, socorristas de Comandos de Salvamento informaron que había rescatado de un barranco de varios metros de profundidad a Luis Alonso Letona, de 35 años, en la colonia Santa Gertrudis.

La víctima tenía tres heridas de bala en el abdomen y una laceración en la cabeza. Más tarde se supo que había muerto en el hospital.

Mientras que Roberto Carlos Ramírez Tejada, de 35 años, alias Gato Gris, fue asesinado en el cantón Salitre, de Tejutla, Chalatenango.

En el cantón Las Crucitas, de Armenia, Sonsonate, también se registró otro hecho de violencia pero las autoridades no brindaron información sobre el atentado.

En el mismo departamento, pero en el municipio de Izalco, fue encontrado semienterrado el cadáver de Nelson Moisés Martínez, de 33 años.

La Policía informó que él era miembro de una pandilla y estaba desaparecido desde la madrugada del jueves. El hallazgo se hizo en la colonia en el cantón Ceiba del Charco.

Un vigilante privado y un delincuente heridos

Las autoridades informaron que ayer por la noche un empleado de seguridad privada fue atacado por delincuentes cerca del centro comercial San Antonio, en Zacatecoluca, La Paz.

El hombre, del que se desconoce el nombre, fue trasladado a un centro médico por personas particulares. Hasta las 8:00 p.m. se desconocía su estado de salud.

En el mismo municipio, una noche antes, un presunto delincuente salió lesionado tras enfrentarse a balazos con agentes del Sistema 911 de la Policía, en el cantón Los Lotes.

Tras el ataque las autoridades detuvieron a otros cuatro sujetos que participaron en el hecho.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación