Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Asesinan a atleta especial, ganador de varias medallas

Ayer fue acribillado a balazos cuando trabajaba cortando leña. El joven, de 18 años, padecía síndrome Down

Fiscales y policías en el lugar donde ayer, Noé Enrique fue acribillado mientras trabajaba cortando leña. foto edh / xxxxx xxxxxxx

Fiscales y policías en el lugar donde ayer, Noé Enrique fue acribillado mientras trabajaba cortando leña. foto edh / xxxxx xxxxxxx

Fiscales y policías en el lugar donde ayer, Noé Enrique fue acribillado mientras trabajaba cortando leña. foto edh / xxxxx xxxxxxx

Noé Enrique Bonilla, de 18 años, salió ayer a las 6:00 a.m., a trabajar cortando leña en una finca distante de su casa unos 500 metros. Poco más de una hora después, lugareños escucharon varios disparos. Algunos vecinos presintieron la tragedia.

Aquellos disparos habían acabado con la vida de Noé, uno joven que nació con síndrome Down pero que a pesar de eso, practicaba deporte, estudiaba y ayudaba a su familia trabajando en labores agrícolas propias o ajenas, como lo hizo el miércoles y ayer, cortando leña junto a uno de sus hermanos a solicitud del administrador de la finca, según explicaron los padres de la víctima.

El hecho ocurrió a las 7:20 a.m., en el caserío San Paulino, cantón El Zapote, del municipio de San José Villanueva, en La Libertad.

¿Qué ofensa podría haber hecho Noé a sus asesinos?

Vecinos del lugar lo calificaron como un joven muy afectuoso y alegre. Obviamente, no estaba vinculado a ningún grupo de pandillas. Su único pecado podría haber sido vivir en un territorio dominado por la mara Salvatrucha, pero muy cerca de un sector dominado por la pandilla 18.

Lugareños afirmaron que cerca de donde el joven fue asesinado hay una vereda por la que suele desplazarse una columna de miembros de la pandilla 18, armados con armas largas.

De acuerdo con autoridades que se presentaron a la escena del crimen dijeron que el cadáver de Noé estaba boca abajo, con la frente apoyada en uno de sus brazos. Le contaron ocho impactos de bala.

Cerca del cuerpo, la Policía encontró el corvo o machete con el que el joven cortaba la leña.

Era un atleta destacado

Muchos vecinos de Noé lamentaron el asesinato, pues el joven además de que no se metía en problemas con nadie, era un atleta miembro de Olimpiadas Especiales de El Salvador desde 2011.

Ayer al mediodía, esa entidad emitió un comunicado a través del cual condenó el asesinato e hicieron un llamado a las autoridades para que velen por los derechos de las personas con discapacidad.

Carmen Orellana, madre de la víctima, indicó que su hijo recién había participado en los juegos del especiales del Codicader celebrados en Panamá, donde obtuvo una medalla por su participación.

El año anterior, según Carmen, su hijo también participó en los olimpiadas especiales desarrolladas en Guatemala donde también ganó una medalla.

Sumida en llanto, Carmen mostraba ayer todas las medallas que su hijo había ganado en su carrera deportiva; asimismo, mostró el uniforme con que participó en la última competencia en Panamá.

Según el comunicado de Olimpiadas Especiales, Noé participaba en competencias de 100 y 200 metros planos e impulsión de bala.

Estudiaba en Santa Tecla

Noé no solo era un atleta distinguido. También tenía sueños de superación académica por lo cual estudiaba en la Escuela de Educación Especial de Santa Tecla.

De acuerdo con el padre del joven atleta, a él siempre le gustaba andar más que el pasaje para el autobús y, a pesar de que la familia cuidaba de eso, a Noé le gustaba trabajar para poder ganarse unos cuantos dólares y ayudar a su familia.

Ayer, pobladores de San José Villanueva se mostraron preocupados por el accionar de pandilleros tanto de la MS como de la 18, quienes se desplazan por la zona rural armados de escopetas, fusiles y pistolas. Los lugareños aseguran que los delincuentes se desplazan hacia zonas rurales de Huizúcar o Nuevo Cuscatlán.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación