Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Violencia en primer día del año

Asesinan a un anciano en San Pedro Perulapán

Concepción Hernández había ido a pasar la noche vieja con su familia. Fue asesinado la madrugada de este viernes, al volver a su casa.

Calle donde fue asesinado Concepción Hernández.

Las autoridades registraron ayer no menos de 10 homicidios. Entre ellos el de dos hermanos y su primo, quienes presuntamente eran pandilleros. | Foto por elsalv

Concepción Hernández, de 50 años, pasó la noche del 31 de diciembre y parte de la madrugada de este viernes con su familia en el caserío Tasajera, Huiziltepeque, San Pedro Perulapán, Cuscatlán.

Sin embargo, cuando regresaba a su casa, en un caserío aledaño al lugar donde se encontraba, a eso de las 4:30 a.m. de ayer, fue asesinado violentamente, manifestó la Policía Nacional Civil (PNC).  

Las autoridades dijeron que no conocían el móvil del crimen y que Hernández presentaba varios disparos en la cabeza.

Hasta la mañana de este viernes, la PNC no reportaba capturas del homicidio.

 Un pariente de la víctima comentó que durante la noche habían estado departiendo, pero al momento que el hecho ocurrió, el fallecido se encontraba en buenas condiciones para regresar a su casa.

Esta fuente tampoco supo cuál habría sido el móvil del crimen, porque según señaló, Hernández era reconocido en la zona por dedicarse a la agricultura desde hace muchos años.

Agregó que al momento del crimen escucharon entre seis y ocho disparos que provenían de la calle principal del caserío, donde esta ubicada la casa de la que la víctima salía.  

Un lugareño manifestó que la zona se ha vuelto peligrosa desde aproximadamente un año atrás, debido a la fuerte presencia que la pandilla 18 ejerce en la zona.

El 8 de diciembre pasado, en ese mismo caserío, dos supuestos pandilleros murieron al enfrentarse contra policías.

 La balacera fue registrada en  una vivienda abandonada, que de acuerdo a las autoridades, era utilizada por los delincuentes de la pandilla 18 para planificar sus delitos.

 Trascendió que el ataque sucedió cuando agentes que patrullaba la zona vieron que los pandilleros portaban un fusil  M-16 y los policías los persiguieron.

Los delincuentes se  refugiaron en la casa destroyer y fueron ultimados en un intercambio de disparos. Fueron identificados como  Jorge Alberto Iraheta Morales, de 21 años, y Denis Vladimir C. R, de 15.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación