Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Asamblea avala reingreso de expolicías depurados

Aprobó decreto transitorio para facilitar reinstalo de exintegrantes PNC

La Policía tiene una plantilla de 23,000 agentes y oficiales. Más de 150 policías fueron separados el 2013.

La Policía tiene una plantilla de 23,000 agentes y oficiales. Más de 150 policías fueron separados el 2013.

La Policía tiene una plantilla de 23,000 agentes y oficiales. Más de 150 policías fueron separados el 2013.

La Policía vivió entre los años 2000 y 2003, uno de los procesos de depuración más grande que se haya tenido dentro de la corporación policial desde su creación, en 1993. Sin embargo, hubo muchos policías que se quejaron de haber sido separados de la institución sin causa justificada y solo por el hecho de no ser del agrado de los jefes policiales que tenían la potestad de seleccionar al personal que sería depurado por el hecho de que consideraban que no eran idóneos para el cargo o porque tenían antecedentes disciplinarios.

Unos 1,500 policías, entre agentes y oficiales, fueron depurados al aplicárseles el decreto 101, donde la Asamblea Legislativa le otorgaba plenos poderes al Director de la Policía de entonces para destituir a los que consideraba "malos policías". Muchos de esos elementos depurados acudieron al amparo de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y ganaron sus casos, lo que les valió para ser reintegrados en la corporación policial y que les pagaran los salarios no devengados durante el tiempo que permanecieron fuera de la institución.

Otros decidieron acudir a la Asamblea Legislativa para que se emitiera un decreto que les permitiera reingresar a la corporación policial después de 14 años de permanecer fuera de la institución.

En ese sentido, los diputados aprobaron recientemente un decreto que contiene disposiciones transitorias para la reincorporación de expolicías removidos por distintas causas entre los años 2000 y 2003, bajo decretos legislativos que avalaron un proceso de depuración policial.

Para poder reingresar, los expolicías deberán ser evaluados por una comisión interinstitucional, la cual determinará si estos están aptos para reincorporarse al trabajo policial.

Además, serán favorecidos aquellos exintegrantes de la Policía en los que existió abusos y violación del debido proceso que motivaron su expulsión.

Policías consultados cuestionaron el referido decreto porque se podría prestar a permitir el reingreso de personas que tuvieron algún vínculo con bandas criminales y un amplio historial de faltas disciplinarias.

Señalan, también, que podría ser usado para favorecer a expolicías que fueron depurados por faltas disciplinarias, pero que tienen afinidad ideológica con el partido de gobierno.

Sostuvieron que lo que deberían de hacer las autoridades es capacitar mejor a la plantilla policial que cuenta con amplia experiencia y que se traduzca en mejorar la efectividad policial.

Angulo: "No se trata de que todos van a entrar"

El diputado por ARENA e integrante de la Comisión de Seguridad Pública de la Asamblea, Ernesto Angulo, explicó que su partido al principio no iba a respaldar la iniciativa porque no creía conveniente, pero luego que estudiaron algunos de los casos detectaron que había la "posibilidad real" de que algunos jefes de ese entonces hayan cometido abusos para despedir a subalternos.

"Aquí hay gente que tiene experiencia y les estamos dando la oportunidad a que puedan optar al reingreso", dijo Angulo, quien aclaró que tampoco "se trata de que vénganse todos y métanse de regreso. No, aquí debe de haber un análisis de los casos, no debe de tener faltas disciplinarias anteriores por las que supuestamente fueron destituidos".

Los expolicías depurados interesados en reingresar a la corporación policial deberán de cumplir con una serie de requisitos, entre estos que no tengan antecedentes policiales y penales; así como someterse a una investigación sobre su conducta pública y privada para establecer las condiciones de morales y de probidad de los aspirantes.

"Lamentablemente hubo o existe la posibilidad de que hubo abusos de jefes como está sucediendo ahora", dijo Angulo, quien defendió los decretos legislativos que se aprobaron en su oportunidad para facilitar la separación de los malos policías de la institución al señalar que "los decretos se hicieron porque se habían incrementado los delitos cometidos por los policías".

Este proceso de depuración masiva se abrió luego que policías fueron los responsables del asalto a un hotel situado en residencial Santa Elena y otros vinculados al secuestro de un empresario en el mismo sector. Para el plagio, los policías involucrados utilizaron un carro patrulla para transportar a la víctima y entregársela a los secuestradores.

El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Benito Lara, explicó que los casos de los expolicías que deseen reincorporarse al cuerpo policial serán estudiados por una comisión integrada por la Inspectoría General, Policía, Procuraduría de los Derechos Humanos y Ministerio de Seguridad.

"No podrán reingresar aquellos (expolicías) que se hayan visto en el pasado involucrados en casos de graves violaciones a la legislación, o en hechos delincuenciales", ahondó Lara.

Destacó que la Asamblea Legislativa haya aprobado un decreto que favorezca el reingreso de los expolicías depurados por abusos que se cometieron en el pasado.

Su antecesor, Ricardo Perdomo, nunca estuvo de acuerdo porque va en contra de la institucionalidad de la Policía y abre la puerta para que cientos de agentes depurados, antes y después del periodo en debate, quieran reingresar a la institución.

"Preocupa que se flexibilicen demasiado las condiciones disciplinarias de la PNC y así habría un debilitamiento institucional", indicó Perdomo en su oportunidad a los diputados de la Comisión de Seguridad de la Asamblea Legislativa. Los aspirantes deberán de someterse a un curso de actualización y reforzamiento en la Academia Nacional de Seguridad Pública (ANSP) y a las pruebas médicas necesarias para conocer si su estado de salud es apto para el servicio policial.

"Lo primero que debe de recuperar el gobierno y lo más importante que todavía no lo ha hecho en dos gobiernos, es recuperar la confianza de la población a la institución policial", aclaró Angulo.

Aunque el diputado no descarta que el decreto puede ser usado para favorecer a personas afines al partido de gobierno, Angulo aseguró que tendrá confianza en las autoridades de Seguridad Pública de que estas actuarán correctamente y no beneficiarán a personas por afinidad ideológica política.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación