Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Asaltantes acechan a usuarios de bancos en San Salvador

En los últimos tres meses, la Policía registra no menos de 10 robos a personas que acababan de sacar dinero de las agencias bancarias

Roger Díaz Alarcón, consultor peruano que trabajaba en el Ministerio de Hacienda, fue asesinado para robarle más de $12 mil.

Roger Díaz Alarcón, consultor peruano que trabajaba en el Ministerio de Hacienda, fue asesinado para robarle más de $12 mil.

Roger Díaz Alarcón, consultor peruano que trabajaba en el Ministerio de Hacienda, fue asesinado para robarle más de $12 mil.

Alirio entró a bordo de su vehículo, cerca de las 5:00 de la tarde del 5 de noviembre pasado, a un autobanco situado en el sector del monumento Salvador del Mundo.

Necesitaba cambiar un cheque por 200 dólares que le habían entregado como pago por servicios profesionales.

Él creyó que el servicio del autobanco sería más seguro que entrar a las oficinas bancarias a cobrar el cheque, pero se equivocó.

Alirio realizó el trámite del cambio del cheque, pero para cuando recibió la cápsula donde el cajero le enviaba el dinero observó a un vigilante que estaba muy cerca de él y a un motociclista con un acompañante, a quienes no pudo reconocer porque usaban cascos. Los motociclistas aparentaban como que buscaban unos documentos para hacer algún trámite en el banco.

Al recibir el dinero, Alirio salió del autobanco rumbo al norte, sin percatarse de que los dos motociclistas que había observado anteriormente lo seguían.

Al detener la marcha en la esquina del bulevar Constitución y la 1a Calle Poniente, porque el semáforo estaba en rojo, se le acercaron los motociclistas: el acompañante de quien conducía la moto le apuntó con una pistola y le pidió el dinero.

"De un solo se dirigieron a mí y me dijeron 'Mirá, danos lo que llevas en la bolsa derecha (el dinero)", narró Alirio, quien no tuvo otra alternativa que entregar los 200 dólares que acababa de retirar para evitar que lo mataran.

Aun cuando el nerviosismo lo invadía, Alirio pudo memorizar la placa de la motocicleta, pero cuando la reportó a la Policía esta no aparecía en el registro de vehículos del Viceministerio de Transporte, lo que hace suponer a los agentes que se trata de una placa falsificada.

Al igual que Alirio, todos los afectados esperan que la Policía pueda capturar en el menor tiempo posible a estos asaltantes de usuarios de bancos, no solo para que ya no sigan robando, sino para que también paguen en la cárcel los delitos cometidos.

Alirio es uno de los 10 usuarios de bancos que han sido víctimas de estos delincuentes a la salida de las agencias bancarias solo en los últimos tres meses, según los datos de la Policía.

En la mayoría de los casos, los criminales han usado motocicletas o vehículos para interceptar a sus víctimas, cuando éstas hacían parada en sus vehículos por estar el semáforo en rojo o en los altos de las intersecciones de calles y avenidas.

Los sectores en los que la Policía ha detectado que estos asaltantes han hecho su centro de operaciones están localizados en las zonas bancarias, como por ejemplo en la 25a Avenida Norte, en los alrededores de la exembajada de Estados Unidos; en la 49a Avenida Norte, en la Alameda Rossevelt y en la zona del Salvador del Mundo.

Fuentes policiales explicaron que la pronta intervención de las patrullas ha permitido que tres sospechosos de integrar estas bandas de asaltantes ya hayan sido capturados y enviados a la cárcel.

Las mismas fuentes aseguraron que cuentan con información sobre que podría tratarse de una sola banda delictiva la que ha comenzado a robar a los usuarios de bancos.

Esta organización delincuencial estaría integrada por individuos que antes formaron otra organización a la que las autoridades denominaron "Los Motorratas", porque actuaban en motocicletas para asaltar a sus víctimas.

Estos reincidentes recién habrían salido de las cárceles, después de haber cumplido con sus condenas.

De hecho, la Policía mantiene abierta una investigación que les ha permitido tener perfilados a varios sospechosos de pertenecer a esta agrupación, por lo que no descarta que en las próximas semanas puedan ser efectuadas algunas capturas.

Actúan en los altos

La forma como operan estos delincuentes es similar a esa banda denominada Los Motorratas, que fue desarticulada en años anteriores.

Uno o dos delincuentes entran a las agencias bancarias simulando que harán algún trámite bancario, pero en realidad lo que hacen es escoger a su próxima víctima, en especial a quienes retiran elevadas cantidades de dinero.

Ya cuando han escogido a su víctima abandonan su trámite ficticio y salen antes de la agencia para abordar la motocicleta o el vehículo en el que le darán seguimiento para luego asaltarla.

Los delincuentes interceptan a sus víctimas en los semáforos en rojo o en los altos, aprovechando que los motoristas están distraídos esperando continuar la marcha.

Un investigador de la Policía sostuvo que estos asaltantes son bastante agresivos y actúan con violencia para someter a sus víctimas; hay casos en los que hasta les han quitado la vida.

"Se ve que andan dispuestos a cualquier cosa", señaló un agente, quien no descartó que los hampones muchas veces se comporten agresivos o violentos, no solo por los nervios, sino porque operan bajos los efectos de drogas.

En los dos últimos asaltos que las autoridades han registrado, los delincuentes han disparado contra sus víctimas sin que estas se hubiesen resistido al atraco.

La agresividad de estos malhechores quedó demostrada con los asesinatos del empresario Jorge Alberto Rivera y del consultor peruano Roger Díaz Alarcón.

Este último fue asesinado a balazos el 6 de septiembre pasado, en la intersección entre la calle Gabriela Mistral y el Bulevar de los Héroes. El motorista que manejaba el vehículo del Ministerio de Hacienda, en el que se conducían, resultó herido.

Díaz Alarcón se dirigía al Ministerio de Hacienda y acababa de retirar 17,000 dólares de un banco situado en el sector de la exembajada de Estados Unidos. El dinero era parte de sus honorarios como consultor de una agencia de cooperación Internacional, en Hacienda.

Le habrían robado entre 12,000 y 15,000 dólares, porque buena parte de los billetes quedaron esparcidos dentro del vehículo. Los asaltantes iban en una motocicleta y el peruano se habría resistido a que le robaran.

Habían transcurrido apenas dos meses cuando se registró un hecho similar. Esta vez asesinaron al empresario Jorge Alberto Rivera, a quien le robaron 4,500 dólares que también acababa de retirar de un banco. El asalto se produjo sobre el Bulevar de los Héroes y la 1a Calle Poniente.

La víctima levantó las manos y exclamó "¡Ay, Dios mío!", por lo que los asaltantes creyeron que iba a sacar alguna pistola y le dispararon.

Una de las principales recomendaciones que hace la Policía es no resistirse al asalto y entregar el dinero.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación