Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Asaltan kínder en Santa Tecla durante festejo

Para que niños no entraran en crisis por el robo los maestros los mantuvieron cantando

Profesores y padres de familia pidieron a la Policía incrementar su presencia para evitar estos delitos. Los sujetos se llevaron un maletín lleno de objetos robados. Foto EDH / Mauricio Cáceres.

Profesores y padres de familia pidieron a la Policía incrementar su presencia para evitar estos delitos. Los sujetos se llevaron un maletín lleno de objetos robados. Foto EDH...

Profesores y padres de familia pidieron a la Policía incrementar su presencia para evitar estos delitos. Los sujetos se llevaron un maletín lleno de objetos robados. Foto EDH / Mauricio Cáceres.

Sujetos armados despojaron ayer de sus pertenencias a un grupo de padres de familia, quienes se encontraban en un acto cívico con motivo del Día del Padre en el interior de un kínder de la colonia Los Cipreses, en Santa Tecla.

El hecho ocurrió cerca de las 7:00 de la mañana, poco después de que los niños habían hecho una oración junto a sus padres y maestros.

De acuerdo con testigos, los malhechores se asomaron a la portería del kínder y preguntaron por una niña. Los responsables del centro respondieron que la pequeña no estudiaba ahí.

En ese momento, los sujetos arremetieron y con violencia abrieron el portón e ingresaron al centro educativo. Tres de los cuatro hampones se dirigieron a cada uno de los padres y comenzaron a quitarles sus teléfonos celulares, prendas y dinero en efectivo, mientras un cuarto se encontraba apuntando a las víctimas.

Al parecer, uno de los padres se les opuso y lo amenazaron con que lo matarían, pero afortunadamente no pasó a más. En el centro educativo había unos 35 padres de familia.

A pesar de la angustia que el hecho causó a las autoridades educativas, éstas mantuvieron la "calma y la tranquilidad", con el propósito de que los niños no supieran del asalto y entraran en crisis nerviosa. Mientras el atraco sucedía, los niños cantaban sin percatarse del robo.

Un padre de familia relató que los ladrones, quienes no lo aparentaban, cargaban un maletín donde depositaron los objetos robados.

El atraco fue cometido en menos de cinco minutos y luego los sujetos se fueron.

"Algo que hay que resaltar es la valentía de la directora, que a pesar de haber sido encañonada por los asaltantes, mantuvo la calma, siguió con el evento para que los niños no sufrieran el estrés del hecho", afirmó un padre de familia.

El ejemplo de la directora fue imitado por los padres, "quienes mantuvieron la cordura frente a los niños. "Por lo menos mi niño no se dio cuenta de que estábamos siendo asaltados", expresó el progenitor.

"A mí me registraron la billetera, pero yo antes había sacado y tirado al suelo el dinero, el celular y un anillo. Gracias a Dios a mí no me quitaron nada", agregó uno de los padres.

El afectado describió a los hampones como personas de unos 25 años, quienes lucían aretes en sus orejas y no presentaban indicios de tatuajes o atuendos de maras, pero son los mismos que "andan asaltando en el Paseo El Carmen y en Ciudad Merliot", subrayó.

El padre de familia lamentó que Santa Tecla haya dejado de ser un municipio tranquilo y seguro, porque en los últimos meses se ha incrementado los asaltos, sobre todo en las colonias Los Cipreses, Las Palmeras y Santa Mónica, entre otras.

Hace unos días, también una restaurante-bar fue asaltado en ese sector.

Los residentes pidieron a la Policía que haga una exhaustiva investigación y dé con estos individuos.

"La PNC viene, toma la declaración pero no los va a buscar para su detención, pese a tener pistas", reclamó el tecleño.

A juicio de los residentes no hay donde perderse, los asaltantes que están atacando en Santa Tecla llegan de comunidades como Los Pinos y otras zonas marginales del municipio.

En las últimas semanas, los vecinos se han dado a la tarea de instalar portones para impedir los atracos en sus pasajes.

Recientemente, un grupo de vecinos de la colonia Santa Mónica se enfrentó a motoristas de una de las rutas, quienes amenazaban con derribar unos portones que fueron instalados para protegerse de los hampones.

El enojo de los choferes era porque con los portones les impedían el paso por las colonias.

Los lugareños manifestaron a El Diario de Hoy que tomaron la medida porque los delincuentes ingresaban en vehículos y merodeaban la zona.

Identificaban las viviendas sin sus moradores e interceptaban a los transeúntes que se hallaban al paso.

En el caso de las viviendas solas, los delincuentes llegaban en pick up y comenzaban a sacar los muebles, electrodomésticos y otros objetos de valor, simulando que se trataba de una mudanza.

La sorpresa se la llevaban las víctimas cuando regresaban de sus trabajos y encontraban sus casas saqueadas.

Lugareños han manifestado que también los ladrones en el sector también se hacen pasar por compradores de chatarras o vendedores de verduras y frutas a domicilio.

Un habitante de la colonia Santa Mónica afirmó que en el sector habitan más de 500 familias y a diario se registraban tres asaltos.

Curiosamente, el día en que se inició la instalación de uno de los portones en Santa Mónica, una ingeniera que dirigía los trabajos fue asaltada por los hampones.

Lugareños lamentaron que hay un auge de robos en la zona y no tiene efecto el que la alcaldía haya colocado un sistema de videovigilancia y mapeado las zonas más críticas para coordinar acciones entre los agentes del CAM y la PNC.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación