Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Arrestan a un sujeto acusado de matar a pareja de ancianos en San Salvador

Fiscalía lo liga de ser palabrero de mara Salvatrucha

Carlos Castaneda, alias El Perico, fue arrestado en su casa, en una residencial de la colonia Escalón. Foto EDH / CORTESÍA PNC

Carlos Castaneda, alias El Perico, fue arrestado en su casa, en una residencial de la colonia Escalón. Foto EDH / CORTESÍA PNC

Carlos Castaneda, alias El Perico, fue arrestado en su casa, en una residencial de la colonia Escalón. Foto EDH / CORTESÍA PNC

Un operativo realizado por las autoridades, ayer, en San Salvador e Ilopango permitió capturar a una veintena de pandilleros, entre ellos un supuesto palabrero de la mara Salvatrucha (MS) de nombre Carlos Eduardo Castaneda, apodado El Perico.

A este sujeto, de 43 años, el Ministerio Público lo acusa del delito de Agrupaciones Ilícitas, por encabezar varias estructuras de la MS que están implicadas en unos cinco asesinatos y otras fechorías.

El crimen más emblemático que habría ordenado Castaneda es el de los esposos Santos Medrano Castro y Amelia Salvador Pérez, de 70 años.

Las víctimas fueron asesinadas en su vivienda, donde además funcionaba una pupusería, situada en el bulevar Constitución y 75 avenida Norte, en San Salvador.

El ataque fue cometido en agosto de 2012 por varios sujetos que llegaron al lugar fingiendo que eran clientes.

El fiscal Rafael Romero, jefe de la Unidad de Vida de la Fiscalía, sostuvo ayer que al señor lo estrangularon dentro de un baño y a ella la sometieron a vejámenes sexuales que le provocaron la muerte.

La casa de la pareja tenía un rótulo donde decía que estaba en venta. Según las investigaciones, los mareros mataron a los ancianos para luego apropiarse de las escrituras del local y de otros objetos.

"Querían apropiarse de esas escrituras para hacer una especie de compra-venta del inmueble para quedarse con él", aseguró Romero.

Las autoridades dijeron que El Perico fue capturado en su casa, en la residencial privada El Tazumal, de la colonia Escalón, y simultáneamente fueron arrestados en Ilopango varios sujetos ligados a este jefe pandilleril. A otros 11 mareros que están presos se les notificó un nuevo delito.

Además, de la muerte de los septuagenarios, la Fiscalía asegura que la banda de Castaneda deberá responder por el asesinato de un ingeniero cometido en julio de 2012.

La víctima fue atacada durante un asalto cerca de un centro comercial situado en la 29 calle Poniente, de la colonia La Rábida, en la capital.

Los capturados, de acuerdo a las autoridades, también habrían matado a otras tres personas en Ilopango, La Paz y Usulután.

Marero y empresario de transporte

Carlos Eduardo Castaneda habría empezado a delinquir dentro de la mara Salvatrucha en 1992, luego viajó a Estados Unidos y regresó "con poder dentro de la pandilla", sostiene el fiscal Romero.

Producto de las actividades ilícitas que se le imputan, El Perico habría obtenido bienes y dinero que le permitieron convertirse en empresario de buses y microbuses de las Rutas 5 y 44; así como dueño de taxis.

De hecho, las autoridades aseguran que la madrugada de ayer, cuando fue detenido, el imputado dijo que se ganaba la vida como taxista.

Sin embargo, el fiscal del caso aseguró que cuando allanaron la residencia de Castaneda descubrieron que llevaba un estilo de vida que le permitía tener lujos y comodidades a los que solo dedicándose a ese oficio no podría acceder.

En las fotos tomadas por los investigadores policiales se ve que en la casa del supuesto palabrero había una caja fuerte, dos vehículos todo terreno, armas de fuego, televisores tipo plasma y joyas.

Asimismo, las autoridades dijeron haber encontrado documentos que indican que El Perico es dueño de varios inmuebles en diferentes lugares del país, así como de varios vehículos que están registrados a su nombre.

De acuerdo a las autoridades, el supuesto palabrero actualmente aparenta ser un ciudadano común y corriente, para ello ha intentado borrarse los tatujes que tenía.

"Sabemos que de las pandillas es difícil salirse, pero (en el caso de Castaneda) son pequeñas células que van ingresando al nivel de empresarios y van colocándose al nivel de la gente honrada", aseveró Romero.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación