Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Arrecia la violencia de la MS-13 en el área de Washington, EE.UU

Las autoridades de Seguridad de los estados de Maryland, Virginia y el Distrito de Columbia,  están en alerta  ante los ataques  de pandilleros de la MS-13  cometidos en el segundo semestre de este año en el área de la capital

Violencia pandillas en Washington

Policías y fiscales de Maryland y Virginia creen que la MS-13 ha reforzado su accionar con miras a ampliar sus miembros y acrecentar sus ingresos   | Foto por Tomás Guevara

El fiscal del condado de Montgomery en Maryland, John McCarthy aseguró que la organización criminal MS-13 está enrolada en por lo menos tres crímenes cometidos en el último semestre en el área metropolitana de Washington, donde esta pandilla está buscando conseguir territorios con el envío de emisarios a esa región y obtener así más dinero con las operaciones de extorsión.

“Disponemos de la información suficiente que nos indica que se están cometiendo crímenes violentos para aumentar el número de miembros en la organización, lo cual es algo inquietante… No debemos dejarnos engañar, hay que actuar porque existe una labor de reclutamiento en Virginia y Maryland”, ha sentenciado el jefe fiscal McCarthy.

McCarthy ha puesto toda la fuerza a su disposición para perseguir y aniquilar a este grupo considerado terrorista por la Corte Suprema de Justicia de El Salvador, y segunda amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos, después del terrorismo.

Este despacho fiscal que responde por seis populosas jurisdicciones de Maryland, donde en noviembre reciente se registró el homicidio del joven Roberto Gutiérrez Cruz, de 22 años y  por el que la Policía de ese condado capturó a tres supuestos implicados en el crimen y que tendrían relación con la MS-13 salvadoreña.

Se trata de Daniel Ramos, de 19 años; Juan Espinal, de 18 y el menor de edad  Luis A.,  17 años, con los que la fiscalía refuerza la tesis que los crímenes responden a un patrón de conspiración ordenado  desde los mandos superiores en El Salvador.

El cuerpo de Gutiérrez Cruz fue encontrado en un área boscosa de un parque en Montgomery Village.

La ejecución del crimen es similar al ocurrido en agosto reciente en un vecindario de la ciudad de Sterling, Virginia, donde otros tres jóvenes acribillaron al joven salvadoreño Danny Centeno Miranda, de 17 años, originario de Ilobasco, Cabañas y quien había llegado a residir con parte de su familia a esta ciudad,  que es parte del condado de Loudoun.

Por el crimen de Centeno, que fue asesinado cuando se dirigía a la escuela secundaria Park View de Sterling, fueron capturados tres supuestos hechores, Henry Ernesto Domínguez Vásquez, de 20 años, Juan Moisés Aguirre Zelaya, de 18  y un tercero que es menor de edad, de quien no se ha difundido su nombre ni su fotografía, pero si los cargos levantados en su contra.

Pero el crimen más inquietante surgió a mediados de noviembre cuando el joven salvadoreño José Luis Pérez, de 24 años fue encontrado degollado en un parque del sur de Alexandria, con este hecho se ha tocado ya toda la cuadricula del área metropolitana de Washington.

Sin embargo, aunque existen sospechas de que este reciente crimen pudo ser ordenado por la MS-13 a manera de engendrar temor y ejercer presencia en la región, las autoridades no han podido autenticar este ataque, tampoco han reportado ninguna captura.

La Policía de Virginia mantiene una línea de teléfono abierta para recibir información que pueda ayudar a resolver este crimen con llamadas confidenciales al teléfono 703 746 6853.  

La madre del joven inmigrante contó que su hijo estaba feliz de haber llegado a Estados Unidos para trabajar y que tenía planes .

Con estos hechos que han tenido una fuerte cobertura mediática por la prensa estadounidense, la Policía y las autoridades fiscales de las distintas ciudades y condados del área de la capital nacional de Estados Unidos, han reforzado sus esfuerzos para ampliar sus capacidades, que les lleven a contrarrestar a esta organización criminal de la que hay indicios, que está intentando reforzar su presencia en esa región del país.

El portavoz del departamento de Policía del condado de Prince William, en Virginia, Jonathan Perok, explicó a El Diario de Hoy, que la primera línea de acción para prevenir y atajar el accionar de las pandillas está en las Fuerzas de Trabajo Antipandillas, conocidas como “Gangs Task Force”, entidades que trabajan en coordinación con el Buró Federal de Investigaciones, FBI, y las policías locales, para arremeter contra posibles focos de pandillas.


Apuesta por control territorial 

Las investigaciones policiales que se han desprendido de las capturas luego de los homicidios en Sterling, VA, y Montgomery Village, en Maryland, estarían indicando que la   la MS-13 ha trazado un plan para robustecer sus operaciones en Estados Unidos, en especial en el área metropolitana de Washington donde se calcula que reside medio millón de salvadoreños, además de la creciente población de hondureños y guatemaltecos que están llegando a esa zona.

El plan de la organización criminal estaría enfocado en ampliar su número de miembros jóvenes, a los que busca conseguir en las escuelas 
públicas de las distintas ciudades y condados y así, aumentar sus redes de extorsión para conseguir dinero fresco para sufragar sus 
cuentas en El Salvador, dicen investigadores.

El fiscal McCarthy tiene claro que los recientes asesinatos cometidos en la región parecen estar relacionados con un movimiento claro de la MS-13 para hacer presencia y reclutar nuevos miembros en el área de la capital. 

Pero más delicado aún es el mensaje implícito de los asesinatos, “que si vas a ser pandillero, debes pertenecer a la MS-13, ser miembro de una pandilla contraria puede ser tu sentencia de muerte”, ha dicho el jefe fiscal citado por medios estadounidenses.

Los departamentos policiales tienen información confiable que les indica que la Mara Salvatrucha tiene la mira de recuperar su accionar en la región, luego de haber sido diezmada en la última década por el trabajo de los departamentos fiscales de Virginia y Maryland que impusieron severas condenas a miembros de esta organización terrorista.


La ley RICO
La Fiscalía de Maryland fue la primera en desempolvar la Ley federal RICO, que en inglés significa: Racketeer Influenced and Corrupt Organizations Act, con la que más de una treintena de pandilleros salvadoreños han sido sentenciados en la Corte Federal de Greenbelt, en los últimos 10 años, con ejemplarizantes condenas que han incluido cadenas perpetuas y mínimas de 25 años de cárcel para pandilleros.

Esta ley, creada para combatir a las mafias se basa en que los imputados, al demostrarse su afiliación a la MS-13 son responsables de crímenes cometidos por sus compañeros de organización  bajo la figura de conspiración. En Virginia también se desarticuló hace más de una década una estructura pandillera y se logró que un tribunal de conciencia considerara pertinente la pena de muerte para un líder pandillero.

Con la nueva alerta, los departamentos policiales han enfocado su atención en vecindarios y escuelas primarias y secundarias de los poblados de Wheaton, Hyattsville, Gaithersburg, Rockville y Silver Spring, en Maryland. También las oficinas de Virginia, manejan con especial atención puntos importantes en varias ciudades y condados donde se han registrado incidentes que podrían indicar la presencia de la Mara Salvatrucha.

Los hechos recientes han puesto en alerta también a las poblaciones de esta región, en especial a inmigrantes centroamericanos, quienes desde esta zona de Estados Unidos han visto en la distancia el deterioro de la seguridad pública de El Salvador, Honduras y Guatemala, donde la MS-13 y su rival Mara-18 se han hecho del control de grandes áreas de territorios en esos países.

Asociaciones de vecinos, profesores e iglesias en Maryland han puesto la alerta ante el grave peligro que representaría a la seguridad de sus comunidades si la MS-13 logra su cometido de arreciar sus operaciones en el área metropolitana de Washington, por lo que han llamado a una acción rápida y contundente de las autoridades para contrarrestarlas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación