Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Armas usadas por pandilla contra policías fueron disparadas

Pruebas de campo corroboraron que las armas decomisadas fueron disparadas por los mareros contra los soldados y policías Los mareros tenían droga, dinero, munición para fusiles y otras evidencias, dijo la PNC

Un fusil M16 fue encontrado en un saco de nailon. Además había balas para la referida arma y otros objetos ilícitos. El arma había sido disparada. foto edh / cortesía de la Fuerza armadaA pocos metros de uno de los mareros muertos, fue localizado otr

Un fusil M16 fue encontrado en un saco de nailon. Además había balas para la referida arma y otros objetos ilícitos. El arma había sido disparada. foto edh...

Un fusil M16 fue encontrado en un saco de nailon. Además había balas para la referida arma y otros objetos ilícitos. El arma había sido disparada. foto edh / cortesía de la Fuerza armadaA pocos metros de uno de los mareros muertos, fue localizado otro fusil recortado calibre M-16. Tenía dos cargado

Todas las armas que fueron encontraran por los investigadores de la Policía en la escena donde murieron seis pandilleros durante un enfrentamiento con la Policía y la Fuerza Armada, habían sido disparadas por los sujetos, según las pruebas de campo que se realizaron a las armas.

La balacera se perpetró el sábado en las riberas del río que atraviesa la hacienda Tihuilocoyo, caserío Tequera, cantón Las Guarumas del municipio de Santiago Nonualco, en el departamento de La Paz.

Todos los pandilleros son originarios de la zona, según sus documentos personales.

El procesamiento de la escena demoró hasta ayer en la mañana, ya que se acordonó y revisó alrededor de 200 metros. Además, se trasladaron los cadáveres de los pandilleros hacia Medicina Legal de San Vicente.

De acuerdo con las pruebas y fuentes de la Policía, los supuestos pandilleros fueron los que dispararon contra militares y policías al percatarse de la presencia de la autoridad.

En la escena se encontraron alrededor de 40 cargadores para munición de armas de guerra. Algunos no estaban completos, lo que les hace suponer a los investigadores que los pandilleros dispararon varias veces.

Según un comunicado del Ministerio de la Defensa, tras la balacera fueron confiscadas ocho armas de fuego, entre estas dos fusiles M-16 A2, un fusil A1 modificado, una carabina M-1 con dos cargadores y 11 cartuchos, dos escopetas con 10 cartuchos, una subametralladora Uzi con su respectivo cargador y 14 cartuchos, una pistola con su cargador, 9 cargadores metálicos para M-16 y 241 cartuchos 5.56 milímetros.

Además, se confiscaron tres chalecos de nailon, dos teléfonos celulares, 240 porciones de marihuana y $128.75 en efectivo. Los ilícitos estaban en varias mochilas que tenían los pandilleros en la espalda y en una casa que utilizaban como guarida en la zona, dijo la Fuerza Armada.

Agregaron que durante el procedimiento tres supuestos pandilleros fueron retenidos por los delitos de tenencia y posesión de droga y agrupaciones ilícitas, incautándoles 30 porciones de droga.

Fuentes policiales reportaron que algunos de los supuestos pandilleros que murieron ayer al enfrentarse a soldados y policías tenían órdenes de captura por distintos delitos.

Sin embargo, la Fiscalía no detalló esas investigaciones donde los sujetos habían participado.

Los vecinos de la zona reconocieron que los pandilleros que murieron en el enfrentamiento son los mismos que se dedicaban a extorsionar y cometer robos en la zona. Además extorsionaban a los cañeros que pasaban por el lugar.

Algunos también se dedicaban a robar ganado, según las fuentes que prefirieron no revelar su nombre por seguridad.

Parte de los pandilleros que murieron tenían órdenes de captura por distintos delitos y se cree que otros huyeron con más fusiles.

La Policía realizó un operativo y registros en todas las casas de los alrededores de la zona, personas particulares y vehículos, pero no hubo más hallazgos y detenciones.

Ayer aún se encontraban en el lugar familiares de los pandilleros y otros se dirigieron a Medicina Legal.

El día de la balacera se presentó el subdirector de la Policía, Howard Cotto, quien dijo que, "evidentemente, ellos (los mareros) dormían en el lugar, pero no hemos encontrado un sitio donde pudiesen realizar prácticas (militares)".

Además habían varios sacos de nailon que se supone usaban para acostarse en el suelo y algunas sábanas, por lo que se presume que habían dormido una noche antes en ese lugar.

Constantes balaceras en La Paz y Zacatecoluca

La balacera del sábado se suma a los más de 75 enfrentamientos y ataques entre mareros y policías que han ocurrido en los últimos dos años en la zona.

Una de ellas fue en agosto de 2014, donde un intercambio de disparos entre pandilleros y la Policía dejó como resultado un sujeto muerto identificado como Óscar Orlando González, de 21 años.

En esa escena la Policía encontró evidencias de fusiles AK-47 y G-3.

Además en meses pasados, un grupo de seis pandilleros de la 18 murieron durante otro enfrentamiento en el cantón El Copinol. Los sujetos estaban en una casa cuando dispararon contra los policías. En el lugar fueron encontrados fusiles y escopetas.

En julio un grupo de policías fue atacado a balazos en el cantón Maniadero, caserío La Joya, en Zacatecoluca, La Paz, mientras hacía un patrullaje.

Las autoridades informaron que decomisaron un fusil M-16 y otro 2.23mm.

Además, en La Herradura en esa misma fecha, incautaron una subametralladora Uzi, una escopeta calibre 12 milímetros y una pistola 9 milímetros.

En otro procedimiento, en la jurisdicción de Tapalhuaca, la Policía recuperó un fusil FAL calibre 7.52 milímetros.

En noviembre pasado también se decomisó dos fusiles M16, una escopeta y un arma 9mm. El hallazgo se realizó durante un operativo en el cantón El Nilo, de Zacatecoluca.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación