Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Armas decomisadas habrían sido usadas en ataques a PNC

En febrero se registró un ataque a delegación de Quezaltepeque

Policía sorprendió a un grupo de sujetos en una finca, carretera al Boquerón, en Quezaltepeque con un lote de armas.

Policía sorprendió a un grupo de sujetos en una finca, carretera al Boquerón, en Quezaltepeque con un lote de armas.

Policía sorprendió a un grupo de sujetos en una finca, carretera al Boquerón, en Quezaltepeque con un lote de armas.

Las armas decomisadas en el cantón Macance, caserío 14 de Marzo, el 12 de agosto pasado, podrían pertenecer al mismo sector de la Pandilla 18, que en abril atacó la delegación y a una patrulla policial de Quezaltepeque.

Un inspector, quien por su seguridad pidió no ser identificado, manifestó que los proyectiles que perforaron las paredes de la sede policial corresponden a fusiles M-16.

Además afirmó que los cartuchos localizados en las escenas de varios asesinatos en los alrededores del sitio del hallazgo, coinciden con el armamento encontrado en agosto pasado.

Del 1 de enero a 12 de agosto, las autoridades policiales han contabilizado un total de 35 homicidios en diversas zonas del municipio, lo que representa una leve reducción con respecto al mismo periodo del año pasado.

Las investigaciones apuntan que en un 95 por ciento de los asesinatos en Quezaltepeque es cometido con arma de fuego y en varios casos con arma de guerra (fusiles M-16 y Ak-47).

Las autoridades también sostienen que el 90 por ciento de las armas incautadas este año ha sido a pandilleros. Pero, seis de cada diez, han sido confiscadas a pandilleros de la 18, sobre todo del sector revolucionario.

En el procedimiento de agosto, un supuesto pandillero de la 18 del ala revolucionaria fue detenido con dos fusiles M-16, con seis cargadores, dos escopetas calibre 12 milímetros, una pistola 10 mm y abundante munición.

Las investigaciones en este caso comenzaron hace cuatro meses, con la denuncia ciudadana, en la que se advertía que en las faldas del volcán de San Salvador, se movilizaba una estructura de 10 a 15 delincuentes fuertemente armados, que se dedicaban a asaltar a turistas, comerciantes y habitantes de la zona.

Con esa información, la Policía realizó un operativo la madrugada del 12 de agosto que concluyó con la captura de Santos Burgos López, de 36 años, uno de los sujeto que se hallaba en la finca 14 de Marzo.

Los demás en la escapada, dejaron abandonado el armamento que portaban: un fusil M-16, dos escopetas calibre 12 recortado, 110 municiones calibre 5.56 (para fusiles M-16), una pistola calibre 10 mm con cuatro cartuchos, 22 cartuchos para escopetas 12 milímetros y cinco celulares.

Tras la detención, al sujeto, la Policía le decomisó uno de los dos fusiles M-16 y una pistola 10 mm. adherida al cuerpo.

Por el momento la Policía no ha encontrado ninguna relación entre estas armas y los dos homicidios ocurridos recientemente en Quezaltepeque, aunque una de las víctimas, era supuesto pandillero de la 18.

La posible vinculación es porque los sujetos y los pertrechos fueron ubicados horas después de los dos asesinatos y estos ocurrieron a solo cinco kilómetros al sur del hallazgo de las armas.

En este año, se han registrado varios hallazgos y decomisos de armas, pero este ha sido considerado por las autoridades como el más significativo.

La Policía sospecha que el sujeto detenido y los que huyeron podrían estar vinculados a una serie de asaltos denunciados en los últimos meses en la carretera al Boquerón.

El lugar que ocupan como centro de operaciones, desde donde se movilizan supuestamente a delinquir. A la hora del procedimiento, la Policía sospecha que los sujetos regresaban al parecer, de cometer algún delito y se disponían a descansar.

"A simple vista las armas están en buenas condiciones pero se les hará los chequeos técnicos en la División de Armas y Explosivos de la Policía (DAE) para constatar su verdadero estado", afirmó.

El oficial manifestó que investigarán si las armas halladas en la finca 14 de Marzo fueron hurtadas del almacén general de la Fuerza Armada o ingresaron por otra vía.

No descartan también que sean reductos del armamento utilizado por la exguerrilla durante el pasado conflicto armado, pues eran sectores en los que se movilizaban.

Por ahora se descarta que las armas hayan sido sustraídas por pandilleros infiltrados en la Fuerza Armada.

"Estamos verificando series, consultando bases de datos a efecto de establecer si las armas proceden de la Fuerza Armada o tienen otro origen".

En el procedimiento no hubo intercambio de disparos entre la Policía y los sujetos.

Burgos López será procesado de portación ilegal de armas de guerra y portación ilegal de armas de fuego.

Por la información que la Policía maneja sobre la zona, las autoridades no destacan que en los alrededores del lugar del hallazgo, hayan más armas escondidas.

"Ya tenemos perfilados varios miembros de la pandilla 18 (en cantón Macance y sitios aledaños) que serían del sector.

Una cincuenta armas han sido decomisadas en el año en Quezaltepeque de diferentes calibre, entre ellas la más común es la 9 mm. que utilizan los pandilleros.

El 90 por ciento de las armas decomisadas han sido a pandilleros. De los dos grupos, a la pandilla 18 es a la que más armas le han incautado, casi el 60 por ciento de los casos.

Hasta la fecha, se han registrado unos 35 homicidios, una leve reducción. El 95 por ciento de los homicidios son cometidos con arma de fuego.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación