Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

35 años de cárcel por matar a hijastro

De acuerdo con la investigación, Wálter Alexánder no aportaba nada para los gastos del hogar

Wálter Alexánder Minero Martínez pasará encarcelado 35 años por matar a un niño e intentar asesinar a su mujer. Foto EDH / CORTESÍA

Wálter Alexánder Minero Martínez pasará encarcelado 35 años por matar a un niño e intentar asesinar a su mujer. Foto EDH / CORTESÍA

Wálter Alexánder Minero Martínez pasará encarcelado 35 años por matar a un niño e intentar asesinar a su mujer. Foto EDH / CORTESÍA

Wálter Alexánder Minero Martínez, de 19 años, deberá pagar con 25 años de cárcel, haber asesinado a su hijastro, Fernando Vladimir Ramos, de solo tres años, y 10 más por haber intentado matar a la madre del menor, Ercilia Ramos. Ambos crímenes los cometió el 22 de marzo anterior en una zona rural de Panchimalco, al sur de San Salvador.

Minero Martínez fue sentenciado ayer por el Tribunal Cuarto de Sentencia de San Salvador, que también lo condenó a pagar dos mil dólares por daños ocasionados a la madre del menor.

El hombre pareció no inmutarse al escuchar la sentencia. La excusa de que el día que cometió los hechos andaba totalmente intoxicado por la ingesta de alcohol no le valió. Un dictamen médico lo echó por tierra al concluir que si eso hubiese sido cierto, no hubiese podido dar ni un paso.

Sin embargo, según el testimonio de Ercilia, la madre de Fernando Vladimir, aquel sábado de marzo en la noche, Wálter Alexánder y ella se enfrascaron en una discusión a la que sobrevino media hora de golpes en el rostro para luego culminar con que el ahora sentenciado le asestó dos heridas mortales al infante, mientras éste dormía en una cama en la vivienda, ajeno a las discusiones de su madre y su padre.

De acuerdo con el testimonio de la madre del niño, Wálter Alexánder llegó borracho aquella noche del 22 de marzo. Solía hacerlo, según vecinos de la pareja.

Pero aquella noche, el hombre le gritó que se iría de la casa. Ella le replicó que no necesitaba de un hombre para continuar haciendo su vida; que para eso trabajaba, para mantener a sus dos hijos.

Ercilia es varios años mayor que Wálter Alexánder; cuando se acompañó ya tenía dos hijos, ninguno del ahora convicto de homicidio.

De acuerdo con la investigación, Wálter Alexánder no aportaba nada para los gastos del hogar. Era ella quien ponía todos los recursos económicos.

Escuchar que Ercilia le dijo que no necesitaba a un hombre para continuar con su vida fue lo que enfureció al hombre, quien de inmediato comenzó a golpearla.

Ella se defendía pero, en un santiamén, vio que Minero Martínez tomó un cuchillo y, al no poder matar a su mujer, descargó su rabia contra el niño. Tal era la furia con la que lo atacó que el cuchillo se quebró en la segunda puñalada que le asestó al infante.

El asesinato de Fernando Vladimir causó repugnancia entre los pobladores de Panchimalco.

Niños, jóvenes y adultos acompañaron el sepelio del menor, mientras que su madre no pudo asistir porque estaba hospitalizada.

Minero Martínez fue arrestado por la Policía de Panchimalco horas después que cometiera el infanticidio.

Pero en el caso ya se ha hecho justicia. La Fiscalía logró que le impusieran 25 años por matar al niño y 10 por intentar matar a su mujer. Saldrá de la cárcel casi a los 55 años.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación