Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

ANEP ve positivo modelo pero aún falta incentivar a los inversionistas

ANEP aprueba nueva estrategia de Centros Penales pero señala que se debe trabajar la estigmatización que tienen los prisioneros

Arnoldo Jiménez, de la ANEP, dijo que hay aspectos que corregir en la rehabilitación de reos. Foto EDH

Arnoldo Jiménez, trabajó hasta ayer como Director Ejecutivo de ANEP.

Arnoldo Jiménez, de la ANEP, dijo que hay aspectos que corregir en la rehabilitación de reos. Foto EDH

A juicio del representante de la empresa privada salvadoreña, Arnoldo Jiménez, el programa "Yo Cambio", tiene muchos elementos positivos, "pero obviamente se necesita profundizar en detalles que hagan que el inversionista se interese en los servicios que estas personas presten".

Esos detalles son relevantes porque no es lo mismo emplear a una persona sin récord delictivo que "una que, de alguna manera podría ser más peligrosa que el resto de la población", afirmó el directivo de la ANEP.

"Veo positivo que hayan comenzado con este programa 'Yo Cambio', con el cual pretenden que el prisionero adquiera las habilidades para valerse por sí mismo y a su familia", reiteró.

No sucede lo mismo con aquellos que durante su estancia en prisión, lo único que aprendieron fue a robar o a permanecer en un ambiente de pandillas, lo más probable es que cuando salgan de la cárcel, volverán a cometer algún delito, acotó.

Siempre se ha dicho que las cárceles son escuela de la criminalidad y la lucha debe ser , convertirlos en verdaderos centros de rehabilitación.

Carlos Hernández, técnico de Participación Ciudadana afirmó que este modelo es digno de ser replicado en las demás penitenciarías del país con el propósito de que las cárceles dejen de verse como centros de reproducción de violencia y se conviertan en verdaderos centros de rehabilitación .

Otto Argueta, uno de los consultores del programa afirmó que "Yo Cambio", busca la participación activa de la administración y personal de seguridad de las cárceles, la de los reos, la comunidad y la familia de ellos.

El programa partió de que lo principal de un centro penal es el recurso humano, y en el que todo esfuerzo debe comenzar con el respeto y la dignidad humana.

El modelo busca generar condiciones y compromisos, capacitación de la administración y seguridad, explicó Argueta.

Iván Buenaventura, condenado a 15 años de prisión por violación, es uno de los casi cuatro mil reos del penal de Apanteos, que está sometido al proceso del programa "Yo Cambio".

"Nos sentimos halagados de estar siendo un referente positivo y que de acá de este centro penal, que es la cuna, vayan a imitar pasos positivos de la vida penitenciaria pues vivimos un clima de tranquilidad", subrayó Buenaventura.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación