Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Alza de violencia es planificada, según analistas

Coincidieron en que hechos de violencia de los últimos días buscan presionar al nuevo Gobierno para que pacte con ellos, tal como lo hizo el anterior

Los grupos delincuenciales estarían recrudeciendo la violencia en el país para enviar un mensaje a las autoridades y al mundo, aprovechando la ceremonia de traspaso de mando presidencial, según César Reyes Dheming, asesor de Seguridad de ARENA en la Asamblea Legislativa y militar retirado.

"Los delincuentes y las mafias, con el evento del domingo, (tratan) de decirle al mundo: "Aquí mandamos nosotros, tenemos el control, hacemos lo que queremos y con quién queremos"; y eso es lo preocupante", dijo Reyes Dheming, ayer, en el programa de televisión Frente a Frente.

Agregó que los homicidios recientes fueron planificados por delincuentes para presionar o exigirle algo al Gobierno.

Además, criticó la política de seguridad implementada por el presidente Funes. La calificó de "fallida" y opinó que la gestión de su sucesor no será de cambio sino de continuidad.

Reyes Dheming refutó las declaraciones de Funes en donde asegura que tiene información del Organismo de Inteligencia del Estado que revelan que, tras el aumento de la violencia, hay motivaciones políticas.

"Que muestre pruebas porque eso queda como comentario mal hecho, que suena a excusa, a lavada de manos", expresó.

En la entrevista también participó el coordinador de Investigaciones de la Escuela Superior de Economía y Negocios, Carlos Carcach, y el exviceministro de Justicia, Douglas Moreno.

El primero sostuvo que la actividad criminal ha adquirido su propia dinámica y los homicidios se están cometiendo en este contexto.

Carcach reveló que, según estudios que él ha realizado, las pandillas se embolsan, anualmente, entre $160 y $170 millones producto de las extorsiones.

Por su parte, Moreno consideró que la violencia y los chantajes de las pandillas contra los empresarios y la población pueden reducirse, pero "detenerlos es imposible".

¿Crimen organizado?

La presencia de infiltrados en la PNC y en los Tribunales de Justicia, fuerte presencia de crimen organizado y la politización del tema de la inseguridad, fueron parte de las críticas vertidas ayer en la entrevista de Canal 12.

Mauricio Sandoval, exdirector de la PNC, uno de los invitados, señaló que mientras no se despolitice el tema, los planes que se ejecuten van a fallar.

"El gobierno les ha dado un estatus político a las maras, cuando son criminales", expresó Mauricio Sandoval.

Félix Garrid Safie, exfiscal de la República, coincidió con el exdirector de la PNC.

Según ambos, se ha otorgado un poder político a las pandillas que ahora, con los últimos hechos de violencia, están presionado para que se llegue a acuerdos con ellos, lo que consideran de un error.

Otro aspecto criticado fue la infiltración de grupos criminales tanto en la Policía como en los Tribunales de Justicia.

"Hay que fortalecer mecanismos de control interno de la Policía y en los Tribunales, hacer depuraciones contantes", demandó Janeth Aguilar, directora del Instituto de Opinión Pública de la UCA. "Hay una mayor capacidad de los grupos criminales de ejercer el control territorial... el país se han convertido en corredor del crimen organizado", dijo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación