Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

En alza migración de niños salvadoreños a los EE. UU.

En los últimos tres años, las autoridades migratorias estadounidenses rescataron a 19,154 menores salvadoreños, después de haber cruzado la línea fronteriza de forma ilegal

Inmigrantes indocumentados buscan cruzar la línea fronteriza entre México y Estados Unidos en el sector del Estado mexicano de Tijuana. Fotos EDH / Archivo.

Inmigrantes indocumentados buscan cruzar la línea fronteriza entre México y Estados Unidos en el sector del Estado mexicano de Tijuana. Fotos EDH / Archivo.

Inmigrantes indocumentados buscan cruzar la línea fronteriza entre México y Estados Unidos en el sector del Estado mexicano de Tijuana. Fotos EDH / Archivo.

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos reportó que 19,154 niños salvadoreños, que se expusieron a una serie de peligros, a las inclemencias naturales, y a los grupos criminales armados, durante su travesía por llegar ilegalmente a Estados Unidos, fueron rescatados cuando habían cruzado a suelo estadounidense, entre el 2012 y mayo de este año.

Las cifras anteriores reflejan un aumento, en los últimos tres años, en el éxodo de menores salvadoreños que viajaron bajo la guía de un traficante de ilegales o de algún familiar, con la ilusión de volver a estar junto a sus padres que residen, ya sea legal o ilegalmente, en Estados Unidos. También, cuando van acompañados de sus padres en busca del sueño americano.

Lo que es difícil de establecer para las autoridades estadounidenses, es la cantidad de niños y adolescentes que habrían ingresado ilegalmente en los últimos tres años, vía terrestre, a suelo estadounidense.

El informe detalla que en el 2012 sorprendieron a 3, 314 niños salvadoreños que ya habían entrado sin documentos a Estados Unidos.

En 2013, se encontraron a 5,990 menores, y hasta mayo de este año, se contabilizan 9,850 niños localizados en Estados Unidos.

Los datos del Departamento de Seguridad Nacional señalan que 46,188 menores indocumentados, originarios de México y Centroamérica, fueron localizados por las autoridades migratorias, desde octubre del año pasado hasta mayo de este año.

México es el país con las tasas más altas de inmigración infantil, desde el 2012 hasta el mes pasado. Los datos reflejan la localización de 42,791 niños mexicanos; seguido de Guatemala con 23,382 pequeños inmigrantes; y Honduras con 23,026 menores.

Pese a todo, El Salvador es el que tiene menor éxodo infantil. En total, 108,353 niños y adolescentes fueron rescatados de las garras de los traficantes de ilegales cuando entraban a Estados Unidos, en los últimos tres años, según cifras oficiales.

La embajadora de Estados Unidos, Mari Carmen Aponte dijo que el incremento de la inmigración infantil en Centroamérica y México es alarmante.

"Estamos sumamente preocupados por estos niños, son el mejor recurso de los países de donde proceden. En El Salvador, es el mejor recurso que tienen, es por eso que estamos alarmados, pero a la vez comprometidos en buscar soluciones, y trabajamos junto con el gobierno de El Salvador, en encontrarlas a corto, mediano y largo plazo", dijo Aponte.

La embajadora agregó que su gobierno hace lo necesario y se trabaja con urgencia, para poderles dar albergues seguros a estos niños indocumentados, que a diario son localizados en territorio estadounidense.

Señala la diplomática que la travesía que hacen estos niños, es "insegura y peligrosa" no solo cuando van cruzando países como Guatemala y México, aún cuando logran llegar a territorio estadounidense porque "no necesariamente hay luz al final del túnel, porque esos niños que llegan indocumentados, están fuera de estatus legal, no hay forma de ponerlos en ese estatus, a menos que sea a través del proceso migratorio" señaló.

Lo preocupante es que estos pequeños "están indocumentados y eventualmente hay que repatriarlos", explicó Aponte.

En todo caso, recomendó a los padres que residen en Estados Unidos, no exponer a sus hijos a los peligros a los que se enfrentan en el viaje hacia ese país, porque "es tan peligroso que los puede dejar sin vida y con un gran vacío en El Salvador", dijo la embajadora.

El problema de la inmigración infantil requiere de soluciones propuestas no solo por Estados Unidos, sino también de los países de la región, explicó. Señaló que las autoridades salvadoreñas trabajan muy de cerca con sus similares estadounidenses, para hallarle solución a la problemática. La semana pasada, 17 inmigrantes salvadoreños, entre ellos varios niños, fueron rescatados del desierto en Texas, Estados Unidos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación