Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Según versión preliminar PNC

Alfredo Pacheco fue atacado a balazos cuando salía del baño de gasolinera

El exseleccionado fue ultimado en el lugar, mientras que sus dos amigos que lo esperaban en la mesa donde departían resultaron lesionados

Asesinato, homicidio, Alfredo Pacheco

La suegra del Pacheco lamenta el homicidio del ex jugador y capitán de la Selección Nacional de Fútbol. | Foto por Oscar Iraheta

La suegra del Pacheco lamenta el homicidio del ex jugador y capitán de la Selección Nacional de Fútbol.

El exfutbolista Alfredo Pacheco murió la madrugada de este domingo tras ser atacado a balazos cuando salía del baño de una gasolinera en Santa Ana, mientras otros dos amigos suyos quienes lo esperaban en una mesa fueron lesionados, según versiones preliminares de la Policía Nacional Civil (PNC).

Además de los jóvenes heridos, Pacheco era acompañado de una mujer, quien resultó ilesa pero luego de los incidentes no se supo más de ella.

Pacheco residía junto a sus cinco hijos y esposa en los Estados Unidos y habían llegado el miércoles al país. En ese mismo lugar habían departido el miércoles, les gustaba ese sitio porque podían llegar en sus vehículos, según expresaron sus familiares.

Amistades suyas llegaron a la puerta de Medicina Legal a ver el momento en que salía el carro fúnebre.

Sus restos serán velados en el reparto IVU en Santa Ana donde nació y creció; lugar donde era muy estimado, porque a pesar de ser de un carácter serio y fuerte, era bien amigo de quienes lo conocían. 

Un amigo suyo relató su trayectoria fútbolista desde los seis años de edad, además jugó con el FAS e Isidro de Metapán, sobre todo de lateral izquierdo. 

Pacheco fue exseleccionado nacional y fue suspendido del fútbol tras ser implicado en el caso de amaños.

LEA ADEMÁS: Así era Alfredo Pacheco

El fútbol despide al "Chele" Pacheco

Futbolistas no escapan de la criminalidad

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación