Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Alertan a policías a no frecuentar bares en centro capitalino

Pandillas saben de sitios donde departen

La noche del 13 de enero, pandilleros privaron de libertad a dos soldados de las Fuerzas Especiales del Ejército. Tras ser rescatados, capturaron a un pandillero Foto EDH /

La noche del 13 de enero, pandilleros privaron de libertad a dos soldados de las Fuerzas Especiales del Ejército. Tras ser rescatados, capturaron a un pandillero Foto EDH... | Foto por Archivo

La noche del 13 de enero, pandilleros privaron de libertad a dos soldados de las Fuerzas Especiales del Ejército. Tras ser rescatados, capturaron a un pandillero Foto EDH /

Las autoridades policiales han alertado al personal de la corporación para que evite frecuentar los bares, cervecerías, y barras show, en especial las que funcionan en el centro de San Salvador, para evitar ser víctimas de ataques de las pandillas.

Fuentes de la Policía aseguraron que la advertencia fue hecha a raíz de informaciones con las que cuentan las jefaturas, de que los pandilleros están actuando en complicidad con vigilantes de esos negocios.

Informes policiales revelan que las pandillas se han dado cuenta de que los policías que llegan a departir a esos lugares dejan sus pistolas (ya sea de equipo o propias) en la entrada, porque no les permiten entrar armados.

Según las fuentes, un pandillero apodado Cebolla, quien es de baja estatura, fornido y piel blanca, frecuenta esos sitios. Este individuo, quien se moviliza en auto Honda Civic gris oscuro, de cuatro puertas, ha ordenado a los vigilantes de esos negocios que le avisen cuando lleguen policías.

Aseguran que los guardias tendrían instrucciones de Cebolla de que les entreguen las pistolas a los policías con los cargadores aparte y que cuando los agentes estén cargando su arma en las afueras del negocio, sean atacados a balazos por los pandilleros.

La información detalla que los atentados serían entre viernes y sábado, por ser los días más frecuentados por los agentes.

También revelan que el plan incluye atentados contra miembros de la corporación que frecuentan otro establecimiento situado en la calle antigua a Huizúcar, cuyo propietario sería el mismo de algunos negocios ubicados en el centro capitalino.

La noche del 13 de enero pasado, dos soldados de las Fuerzas Especiales del Ejército fueron raptados por un grupo de pandilleros en el centro de San Salvador.

Los militares departían en una cervecería de la 1a. Calle Oriente y fueron privados de libertad por los pandilleros, quienes comenzaron a golpear a los militares.

Tras ser alertado el ejército, se movilizaron contingentes de soldados y hasta vehículos blindados en busca de los militares raptados. Uno de ellos pudo escapar y fue quien avisó a las autoridades. Un cabecilla de pandilla fue detenido.

También, las fuentes de la Policía refieren que los cabecillas de las pandillas han ordenado levantar un censo de los policías, militares, custodios penitenciarios y hasta vigilantes particulares que viven en las zonas donde tienen presencia. Explicaron que lo que buscan con eso es intimidarlos, para que colaboren con ellos o, de lo contrario, sufran represalias.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación