Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Alcaldía de Los Ángeles, EE.UU. ofrece ayuda a Antipandillas

Vicealcalde de esa ciudad se reunió con ocho alcaldes de municipios con problemas de maras

El vicealcalde de Los Ángeles explicó que este modelo ofrece oportunidades de superación para los jóvenes.

El vicealcalde de Los Ángeles explicó que este modelo ofrece oportunidades de superación para los jóvenes.

El vicealcalde de Los Ángeles explicó que este modelo ofrece oportunidades de superación para los jóvenes.

En la ciudad de Los Ángeles, California, Estados Unidos, la Alcaldía mantiene desde el 2011 un plan destinado a reducir la violencia de las pandillas y a frenar la incorporación de jóvenes a esos grupos, esfuerzos que han mermado los homicidios en un 33 por ciento en el último año sin necesidad de una tregua entre estos grupos criminales.

Lo contrario sucede en El Salvador, donde las autoridades de Justicia y Seguridad Pública no cuentan con un plan concreto que busque evitar que más jóvenes y niños sean reclutados por las maras.

Para dar a conocer el impacto que ha tenido ese plan -el cual es considerado integral y lo ha echado a andar el alcalde de Los Ángeles, Antonio Villaraigosa, disminuyendo así el 33 por ciento de la violencia generada por las pandillas-, el vicealcalde de Los Ángeles, Guillermo Céspedes, estuvo la semana pasada en el país y se reunió con ocho alcaldes de municipios con alta presencia de pandilleros

A la cita asistieron los jefes municipales de Sonsonate, Sacacoyo, San Martín, Nahulingo, Sonzacate, Colón, Santa Tecla y San Salvador.

La intención de Céspedes no era tratar de convencer a los alcaldes de aplicar los 16 programas preventivos de los que está compuesto el modelo para la reducción de pandillas y el desarrollo juvenil (GRYD, por sus siglas en inglés) en los municipios salvadoreños, sino más bien saber de las necesidades de seguridad de esos municipios para que las autoridades puedan elaborar sus propios planes.

Céspedes sostuvo que algunos de esos programas que son impulsados en Los Ángeles pueden ser aplicados en El Salvador, siempre y cuando sean adaptados a las condiciones de cada municipio.

"Yo puedo compartir de lo que estamos haciendo en Los Ángeles, y si de eso se puede aprender algo, muy bien", señaló Céspedes.

Además de vicealcalde, también es asesor de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) para los programas que lleva la Iniciativa Regional de Seguridad para América Central (CARSI) que es financiada por el gobierno de Estados Unidos.

Céspedes desistió de hacer comentarios sobre la tregua que mantienen las pandillas en El Salvador por considerar que es "una falta de respeto" a los asuntos internos del país.

"Me parece una falta de respeto hacer comentarios de una situación interna de El Salvador cuando yo no vivo aquí ni soy salvadoreño y verdaderamente no tengo el conocimiento íntimo de ciertas cosas que están pasando en este país", dijo.

Por otra parte, sostuvo que El Salvador es el que deberá decidir si la tregua funciona o no funciona.

Aseguró que después de más de un año de haberse echado a andar este modelo, Los Ángeles tiene una reducción del 55 por ciento de los factores de riesgo que facilitaban en el pasado que los jóvenes se incorporaran a los grupos delictivos.

"Esas estrategias pretenden evitar que se siga aumentando el número de jóvenes en las pandillas y cómo podemos lograr que haya un puente de salida para esos jóvenes que ya están envueltos", dijo Céspedes, quien dirige la oficina responsable de impulsar el modelo GRYD.

Sostuvo que el programa desarrolla una estrategia integral que involucra directamente a las familias de los jóvenes en riesgo, le otorga un papel más protagónico de las comunidades afectadas por el fenómeno de maras, la designación de personal que trabaja en la prevención e interventores que abordan la violencia que se desata a diario en algunas zonas de Los Ángeles.

El vicealcalde señaló que el modelo GRYD ha sido implementado en no menos de 19 zonas geográficas que previamente han sido identificadas como de alto riesgo por el accionar delictivo de las pandillas. Todos los delitos dentro de esos lugares han tenido una significativa reducción, aseguró.

En la ciudad de Los Ángeles operan 45,000 pandilleros que están agrupados en 450 pandillas, pero en el condado de Los Ángeles hay 100,000 pandilleros que pertenecen a 800 agrupaciones criminales.

Los registros de la Policía angelina detallan que en 1997 se registraban más de 1,000 asesinatos anuales, pero desde que se implementó el plan antipandillas, la tendencia se ha ido reduciendo hasta llegar a 298 homicidios el año pasado, de los cuales el 50 por ciento siempre están relacionados a las pandillas. La violencia de las maras ha sido frenada en un 39 por ciento y los ataques cometidos por pandilleros en contra de la Policía bajaron en un 48 por ciento.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación