Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El agua, la principal carencia en los albergues y en comunidades afectadas

Análisis realizados a pozos de agua en San Miguel revelaron que no están contaminados, según Anda. Foto EDH / Miguel Villalta

Análisis realizados a pozos de agua en San Miguel revelaron que no están contaminados, según Anda. Foto EDH / Miguel Villalta

Análisis realizados a pozos de agua en San Miguel revelaron que no están contaminados, según Anda. Foto EDH / Miguel Villalta

Aunque la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Anda) repartió agua potable en las comunidades afectadas tras la erupción del volcán Chaparrastique, lo surtido no alcanza a cubrir las necesidades de la población.

Para Margarita Medrano, habitante del caserío El Parque, del cantón El Volcán, "sería necesario que trajeran más agua, porque lo que han dado apenas alcanza para hacer los alimentos y para beber".

La preocupación de la fémina es que las autoridades les dijeron que no usaran el agua que tenían almacenada para hacer oficios, porque podría estar contaminada por la lluvia de ceniza. "Nos dijeron que si la usábamos nos podría traer complicaciones en la piel", afirma.

La carencia de agua fue superada a medias a través de agua embolsada que fue comprada tras intuir que el recurso hídrico de los edificios habilitados como albergues no darían abasto.

Otra carencia que resienten algunas personas que se negaron a abandonar sus viviendas es la de atención sicológica para que los niños superen la crisis de nervios.

Este tipo de atención se brinda únicamente en algunos albergues, donde además han repartido juguetes entre los infantes albergados.

A pesar de estas carencias, el presidente Mauricio Funes ha rechazado la ayuda que algunas iglesias, partidos políticos y la empresa privada están dando o recolectando en sus propios centros de acopio.

"Hasta el momento, el Gobierno tiene la capacidad para albergar a las familias damnificadas. Hay capacidad para dar alimento, colchonetas, abrigos para los evacuados, de tal manera que no necesitamos que los partidos políticos tengan su propio centro de acopio y lo estén entregando a las familias; y, si lo que desean es ayudar, que lo hagan a través de los comités de Protección Civil. Lo mismo va para la empresa privada, iglesias u organizaciones", declaró el mandatario.

Otra de las necesidades urgentes que planteó el vulcanólogo Venancio Miranda es el pronto retiro de la capa de ceniza que aún cubre la carretera, "porque con el paso de vehículos se genera una nube de cenizas que puede terminar dañando las vías respiratorias de quienes viven cerca y no han evacuado, así como las del personal que trabaja en la atención de la emergencia".

Ayer la municipalidad de San Jorge usó un camión cisterna para retirar con agua toda la ceniza de las calles y del centro escolar que funciona como albergue, a pesar de que las mismas autoridades han pedido no usar agua para retirar la ceniza, puesto que se endurece como si se convirtiera en cemento.

El llamado lo lanzó para Fovial y Anda, para que ambas instituciones agilicen sus acciones a fin de despejar unos 15 kilómetros de carretera que todavía siguen cubiertos por la capa de ceniza tras la erupción volcánica.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación