Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Agentes PPI se quejan de que no les darán bono

b Policía informó que 500 supernumerarios no entran, porque dependen de la CSJ

Sesión plenaria de la Asamblea Legislativa. Foto EDH
Sesión plenaria de la Asamblea Legislativa. Foto EDH

Agentes supernumerarios de la División de Protección a Personalidades Importantes (PPI) de la Policía se quejaron ayer por el hecho de que no serían beneficiados con los 400 dólares de un bono que las autoridades de Seguridad Pública les han ofrecido a todos los policías.

Los denunciantes, quienes expresaron su molestia porque no recibirían el bono, dijeron que también ellos exponen sus vidas porque los delincuentes no distinguen si son agentes supernumerarios o policías de carrera.

Recordaron que en el último año, al menos cinco agentes supernumerarios han sido asesinados por pandilleros y consideran que "no es justo que a ellos no sean contemplados como beneficiarios del bono, si también están expuestos a cualquier atentado criminal", dijo uno de los denunciantes.

Fuentes policiales explicaron que existe un convenio entre la Policía y la Unidad Técnica del Sector Justicia (UTE), pero ese compromiso no contempla que los agentes supernumerarios podrán gozar de las mismas prestaciones que el personal policial.

Además, el salario de los supernumerarios es cancelado con fondos de la UTE, sin que la Policía tenga responsabilidad alguna, señalaron.

El jefe de la División de Protección a Personalidades Importantes de la Policía, comisionado Gersan Pérez, aclaró que el bono no sería entregado a unos 500 supernumerarios, pero porque ellos pertenecen a Unidad de Protección Judicial (UPJ) de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Sostuvo que este personal incluso tiene mejores prestaciones que los policías de carrera, pero aseguró que se harán las gestiones para tratar de incorporarlos a ese beneficio.

El jueves pasado, la Asamblea Legislativa aprobó 28 millones de dólares para que se les otorgue un bono económico para policías y empleados administrativos de la PNC, en lo que se erogarán 15 millones de dólares.

Los otros 13 millones de dólares serán para el pago salarial de los 6,000 soldados que ayudan en tareas de seguridad pública a la Policía.

Ataques a edificios públicos

El último ataque contra personal de agentes supernumerarios se registró la mañana del 7 de julio pasado, cuando custodiaban las instalaciones del Parlamento Centroamericano (Parlacen) sobre la 5a. Avenida Norte.

En el ataque resultaron dos agentes heridos, uno de ellos murió tres días después en el hospital del Seguro Social. José Joaquín Montiel Benítez, de 57 años, murió la tarde del jueves pasado a raíz de las graves lesiones de bala que tenía.

Otro ataque similar se produjo la noche del 7 de abril pasado en el Centro Judicial "Isidro Menéndez" de San Salvador. En esa oportunidad murió Juan Carlos Siliézar y un compañero suyo resultó herido.

En enero asesinaron a Julio César Serrano Girón, quien era seguridad del diputado Antonio Echeverría del partido Fmln. El atentado se registró en el cantón Llano Largo de Jutiapa, Cabañas. El atentado se registró cuando Serrano Girón se dirigía a trabajar a la Asamblea Legislativa.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación