Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Acusan a 38 personas por robo de autos

Entre los detenidos hay un capitán retirado, un fiscal, un pastor evangélico y varios empresarios

Los acusados de integrar la banda de robacarros al momento de ser presentados en la División Central de Investigaciones (DCI) de la Policía. Se les involucra en el robo de más de 61 autos, la mayoría lujosos y modelos recientes. Foto EDH / Jaime Anay

Los acusados de integrar la banda de robacarros al momento de ser presentados en la División Central de Investigaciones (DCI) de la Policía. Se les involucra en el...

Los acusados de integrar la banda de robacarros al momento de ser presentados en la División Central de Investigaciones (DCI) de la Policía. Se les involucra en el robo de más de 61 autos, la mayoría lujosos y modelos recientes. Foto EDH / Jaime Anaya.

Un fiscal, un capitán retirado, un pastor evangélico, un médico y varios empresarios son parte de las 38 personas detenidas por la Fiscalía y la Policía acusadas de integrar una banda que se dedicaban a robar vehículos de modelos recientes para colocarles placas de Guatemala y así venderlos a precios muy por debajo de los que se comercializan en el mercado legal.

En otros casos, modificaban los vehículos robados (cambio de color y de los números de serie en talleres que se supone se encuentran registrados legalmente) para luego venderlos. Además algunos de los autos eran desmantelados para ocupar sus piezas en la reconstrucción de autos en mal estado que son importados en calidad de chatarra.

Las detenciones de los acusados de robar los vehículos se registraron la madrugada de ayer en distintos sitios de Santa Tecla y San Salvador.

Todos los detenidos tendrán que enfrentar a la justicia por los delitos de robo de vehículos, receptación de autos robados, estafa, uso y tenencia de documentos falsos, falsificación de señas y marcas y agrupaciones ilícitas.

Las investigaciones fiscales apuntan a que los detenidos tenían al menos dos años de dedicarse al robo de autos en zonas de Santa Tecla, Ciudad Merliot, cantón Lourdes, Colón y en la periferia poniente de San Salvador.

A los vehículos que robaban les colocaban placas de Guatemala y además les falsificaban los documentos de tránsito de aquel país para hacer creer a sus víctimas que eran importados desde Guatemala.

La jefa de la unidad que investiga el robo de autos de la Fiscalía Marina de Ortega, explicó que las evidencias recabadas en la investigación se ha comprobado que algunos de los detenidos se dedicaban a robar los vehículos, otros a conseguir placas y documentos de tránsito guatemaltecos, y otros simulaban comprar los vehículos, pero luego los vendían a precios muy por debajo de lo normal.

"Hay dos personas guatemaltecas prácticamente perseguidas que son los que proveían de placas y documentación guatemalteca y que tenían una relación con estas personas", dijo De Ortega.

La Fiscalía informó que Larry Ovidio F., fiscal destacado en la oficina de San Salvador, se le vincula en la compra irregular de tres automotores, que se supone fueron robados, pero que luego vendió a un precio mayor.

"Es una investigación de cinco meses que ha logrado grandes avances en la desarticulación de esta estructura delincuencial que estaba bien organizada, con nexos en el extranjero, pues se determinó que algunos de los vehículos tenían placas guatemaltecas, aun y cuando estos autos eran salvadoreños", dijo Rodolfo Delgado, jefe de la unidad anticrimen de la Fiscalía.

Cuando se estaba investigando, fiscales y policías recuperaron desde septiembre pasado 61 vehículos robados supuestamente por esta banda delictiva, la mayoría de los cuales eran de modelos recientes.

El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Ricardo Perdomo, explicó que los comerciantes detenidos eran los que encargaban el tipo de vehículos que tenían que ser robados porque se supone ya contaban con los clientes potenciales. De hecho, Perdomo informó que esta agrupación había abierto una página web donde ofrecían en venta los vehículos robados.

"Eran vehículos robados en El Salvador que simplemente les cambiaban su documentación y sus placas de Guatemala para nuevamente venderlos en el país a receptadores (compradores de vehículos robados) que muchos de ellos conociendo la procedencia ilegal de estas operaciones, compraban estos vehículos que son caros a precios más baratos, y no solo hay robo de vehículos, sino que también lavado de dinero", dijo Perdomo.

Uno de los detenidos es el capitán Víctor Ulises B. C., quien es el propietario de una agencia de seguridad privada.

También figuran Ernesto Armando S. S., quien es médico de profesión, el empresario Henry Omar S. P. y el pastor evangélico René Boris P. A.

"No es posible que esta banda de pícaros le esté quitando el patrimonio a la gente y que exista otro grupo de compradores que quieran lucrarse de este negocio ilícito", dijo Perdomo.

Algunos de los detenidos, como el médico Ernesto Armando S. S, dijeron que ellos eran los estafados porque habían comprado vehículos, pero sin saber que eran robados.

El fiscal Larry Ovidio F., aseguró que lo involucran a él y a su hijo, sin tener pruebas por el robo de los autos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación