Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Acusan a nueve por asesinar a 5 alumnos

Dos de los imputados fueron capturados en operativo

Un policía custodia a dos detenidos en el operativo realizado en distintas comunidades de Santa Tecla. Foto EDH / Marvin Recinos

Un policía custodia a dos detenidos en el operativo realizado en distintas comunidades de Santa Tecla. Foto EDH / Marvin Recinos

Un policía custodia a dos detenidos en el operativo realizado en distintas comunidades de Santa Tecla. Foto EDH / Marvin Recinos

El 21 de junio del año pasado, cinco estudiantes del centro escolar Unión Centroamérica de Santa Tecla, La Libertad; desaparecieron después de salir de su jornada educativa, pero no fue hasta un mes después de que encontraron sus cadáveres enterrados en la zona de Las Colinas del mismo municipio.

Al transcurrir nueve meses de haberse cometido esa masacre, Fiscalía y Policía capturaron la madrugada de ayer a dos pandilleros de la mara Salvatrucha (MS) acusados de asesinar a los cinco menores.

Los detenidos son Eduardo Antonio Landaverde Larín y Guillermo Alexander Cerón Guardado, quienes se supone son los cabecillas de la MS en la comunidad El Paraíso, en Santa Tecla.

Además a otros siete integrantes de esa misma pandilla que se encuentran presos por otros delitos les acumularon esos cinco asesinatos.

Estos nueve pandilleros van a tener que responder ante los tribunales de justicia por los asesinatos de Kevin Alexis García, de 15 años; Jonathan Alexander Hernández, de 16; José Roberto Lara, de 16; Fernando Alexander y Jonathan Beltrán, de 16 y 17 años, respectivamente. Éstos últimos dos eran hermanos.

Hay varias hipótesis sobre las razones del por qué los jóvenes fueron asesinados.

Los fiscales que participaron en el operativo detallaron que el móvil fue porque tenían amistades con la pandilla contraria; mientras que la Policía señala que las víctimas estaban creando un nuevo grupo pandilleril.

Sumado a la masacre, los nueve pandilleros también enfrentarán a la justicia por la muerte de una joven identificada solo por Susy y cuyo cadáver fue hallado enterrado en el mismo sector del hallazgo de los menores.

Las investigaciones revelaron que un cabecilla de la MS apodado "el Poison" que participó en el múltiple homicidio fue asesinado un mes después por sus propios compañeros de la pandilla por haber desobedecido las órdenes de que solo les dieran una golpiza, pero no matarlos.

El subdirector de Investigaciones de la Policía, Héctor Mendoza Cordero, dijo que las investigaciones revelaron que los pandilleros de la MS les propinaron una paliza a los estudiantes y al verlos moribundos, decidieron matarlos y enterrar sus cuerpos.

"Se les pasó la mano, empezaron a golpear a golpear y al final decidieron asesinarlos a todos", dijo Mendoza, quien agregó que al principio los acusados solo querían darles un susto porque se suponía que "al parecer, ellos (víctimas) andaban queriendo crear una clica pequeña, se estaban relacionando con otros pandilleros, por eso los asesinaron".

Los fiscales no revelaron cuántos mareros se encuentran prófugos que son ligados al múltiple asesinato. Indicaron que el día que desaparecieron, las víctimas estaban en la comunidad El Paraíso cuando fueron citados por otros pandilleros y luego los llevaron con engaños hacia la cordillera donde fueron asesinados con lujo de barbarie.

Los fiscales detallaron que entre las pruebas existen declaraciones de testigos, evidencias técnicas y la prueba de un receptor GPS (Sistema de Posicionamiento Global) para determinar los tiempos y trayectos que recorrieron los homicidas con las cinco víctimas.

Además de los dos acusados de la masacre de los estudiantes, capturaron a otros 14 pandilleros del mismo grupo criminal, y a quienes acusan de estar extorsionando a comerciantes y personas particulares de Santa Tecla. Entre los detenidos se hallan dos cabecillas de la MS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación