Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Acusan a un inspector PNC de robar en lácteos

Policía informó que el oficial amenazó con un arma a la dueña del local y supuestamente robó $15 de la caja

El negocio asaltado está situado sobre la calle Los Sisimiles, en la colonia Miramonte. El oficial habría pedido el dinero de la caja y solo habían $15. Foto EDH / Miguel Villalta

El negocio asaltado está situado sobre la calle Los Sisimiles, en la colonia Miramonte. El oficial habría pedido el dinero de la caja y solo habían $15. Foto...

El negocio asaltado está situado sobre la calle Los Sisimiles, en la colonia Miramonte. El oficial habría pedido el dinero de la caja y solo habían $15. Foto EDH / Miguel Villalta

Un inspector de la Policía Nacional Civil (PNC) se encuentra detenido bajo los cargos de haber robado 15 dólares de una venta de productos lácteos, situada en la calle Los Sisimiles, en la colonia Miramonte, en San Salvador, mientras se encontraba de servicio.

El acusado es Francisco Martínez Ibáñez, quien se encuentra hospitalizado y bajo custodia policial, tras haber resultado lesionado de bala durante el atraco.

De acuerdo con la información brindada por la Policía, el inspector Martínez Ibáñez fue herido por el vigilante del negocio, cuando el agente ya escapaba del lugar con el dinero en la mano.

El oficial Martínez Ibáñez se desempeña como jefe del departamento de Prevención de la delegación de Policía en Chalatenango.

El miércoles, el acusado había asistido a una reunión a la sede central de la Policía, en la capital, conocida como El Castillo, y se supone que al momento del robo se dirigía hacia de regreso a Chalatenango, según fuentes de la Policía.

Las primeras investigaciones apuntan a que el jefe policial Martínez Ibáñez llegó al negocio, aparentemente como cliente, y enseguida sacó la pistola para encañonar a la dueña y obligarla a que le diera el dinero que había en la caja registradora.

La mujer le entregó los únicos 15 dólares que se supone tenía en la caja registradora, y luego el inspector corrió huyendo del lugar.

Las fuentes detallaron que la propietaria le gritó a su vigilante que lo detuviera, porque el sujeto se estaba llevando dinero robado, y fue en esos precisos momentos en los que el custodio le disparó.

A pesar de que Martínez Ibáñez resultó herido de una de sus piernas con un perdigón disparado por el vigilante con la escopeta que tenía, logró subirse a su automóvil para escapar del sitio.

El vehículo del oficial llevaba una llanta ponchada por las esquirlas que le cayeron a raíz del disparo de escopeta, según las fuentes.

A tres cuadras del negocio de lácteos Martínez fue interceptado por una patrulla de policías cuando supuestamente escapaba en su auto y enseguida fue detenido como sospechoso de haber asaltado el negocio.

Como estaba lesionado de una de sus piernas, Martínez fue llevado a un centro hospitalario, donde se encuentra con custodia policial.

Dueña lo reconoce

El ministro de Justicia y Seguridad Pública, Ricardo Perdomo, sostuvo que "no solo los testigos del lugar reconocieron al detenido, sino que (también) la dueña del negocio acompañó a la Policía hasta el hospital e identificó al policía herido, porque resultó herido en la balacera con el vigilante; y eso nos da pie para un arresto inmediato y ahora está en manos de la Fiscalía", declaró el funcionario.

Perdomo además lamentó que un policía se vea envuelto en un hecho delictivo, pero afirmó que no se tolerará que ningún agente cometa algún delito dentro de la corporación, y que se le tendrá que aplicar la ley.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación