Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Acribillan a joven trabajador de una fábrica de lácteos

Autoridades atribuyeron el ataque a pandilleros de San Martín. Algunos dolientes dijeron que, días atrás, fue agredido por unos soldados

Homicidio

Familiares del trabajador acribillado en la escena. | Foto por Francisco Campos

ASESINAN A JOVEN TRABAJADOR

Cristian Alexander Campos, empleado de una empresa de lácteos, fue asesinado ayer en la calle principal del cantón La Flor, en San Martín, cuando iba en motocicleta rumbo a su trabajo.

Varios pandilleros que delinquen en la zona atacaron a balazos al joven, de 23 años.

La mayoría de lesiones las tenían en el rostro y la cabeza, informaron policías que custodiaron la escena.

Los compañeros de Campos fueron quienes llegaron primero a la zona y luego alertaron del hecho a su familia.

Los allegados del joven manifestaron que él era muy dedicado a su trabajo; le apasionaba el fútbol y no se buscaba problemas con nadie.

“Era el mejor hijo. Si lo regañaba no me contestaba ninguna palabra”, sostuvo consternado el padre de la víctima.

Agregó que el joven tenía unos dos años de trabajar en la fábrica y cada mañana que salía de casa su progenitor le decía: “Qué Dios te guarde”. 

Las autoridades señalaron que tenían poca información sobre los asesinos del joven, pues los lugareños se negaron a contar lo que vieron u oyeron por temor a represalias.

Sin embargo, en la escena se supo que, hace algunos unos días, Cristian supuestamente fue agredido por un grupo de soldados. 

En esa ocasión, presuntamente los militares le dijeron  que no lo querían volver a ver en la zona; pese a que él les explicó que ahí habitaba y que no tenía vínculos con grupos delincuenciales.

Otra versión que se manejó tras el homicidio es que los soldados patrullan en una colonia cercana a donde vivía Campos, en la que hay presencia de pandilleros contrarios a los que residen cerca de donde la víctima.

Según las fuentes, un día hubo un partido de fútbol entre el equipo en el que jugaba Cristian y uno conformado por habitantes del lugar donde hay pandilleros rivales.

Campos anotó un gol que habría dado la victoria a su equipo y eso habría provocado el enojo de los pandilleros y los militares.

“El cipote jugó contra un equipo donde ellos (los solados) están cuidando a la gente y les metió un gol. Después un soldado lo agarró y le dieron duro, todo morado le dejaron del pecho”, aseguró un pariente de la víctima.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación