Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Acribillan a distribuidor de gas y lesionan a otro en Soyapango

Sujetos armados matan a un empleado y lesionan a otro en Soyapango. Luego se llevaron el vehículo.

Una persona muerta y otra lesionada dejó un ataque a empleados de una distribuidora de gas. Foto EDH / Jaime Anaya

Una persona muerta y otra lesionada dejó un ataque a empleados de una distribuidora de gas. Foto EDH / Jaime Anaya

Una persona muerta y otra lesionada dejó un ataque a empleados de una distribuidora de gas. Foto EDH / Jaime Anaya

Un muerto y un lesionado dejó ayer un ataque armado de pandilleros a empleados distribuidores de gas propano en colonia Santa Isabel, en Soyapango.

Según la Policía, una llamada al 911 cerca del mediodía los alertó de varios disparos en la zona. Al llegar a la escena, las autoridades se encontraron con una persona muerta, identificada como José Aníbal Martínez, y otra que aún estaba con vida.

Esta última fue trasladada al hospital Molina Martínez de Soyapango, donde ayer por la tarde se recuperaba.

"Las víctimas se movilizaban en un pick up e ingresaron a la colonia. Los delincuentes bajaron y les dispararon", explicó un agente.

En principio, las autoridades no quisieron adelantar cuál pudo ser el móvil del hecho, aunque no descartaron que el ataque tenga que ver con la extorsión.

Los distribuidores y vendedores ruteros deben pagar extorsión a las maras para ingresar a las colonias y comunidades donde venden productos.

Se indaga si los distribuidores se atrasaron con el pago de la cuota o los sujetos se excedieron en sus exigencias, es decir que habrían pedido dinero extra.

"No se sabe si por entrar a la colonia los atacaron. Habría que verificar, las investigaciones determinarán cuál es el verdadero móvil", dijo el subinspector policial.

En la escena se encontraron varios casquillos de arma de fuego, pero las autoridades no precisaron el calibre.

Luego de los hechos, al parecer los homicidas los sujetos se llevaron el vehículo en el que las víctimas trabajaban.

También habrían robado el gas que andaban distribuyendo, dijo la Policía.

Estudios realizados por el Consejo Nacional de la Pequeña Empresa de El Salvador (Conapes) han revelado que el 80 por ciento de las pequeñas empresas son extorsionadas por las pandillas y también por la delincuencia común.

A raíz de este flagelo, tres de cada diez empresarios no solo han tenido que cerrar sus negocios y dejar sin empleo a sus trabajadores, sino que han tenido que emigrar del país por las amenazas que les hacen los delincuentes.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación