Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

ACNUR: violencia y maras provoca éxodo de niños

Tribunales migratorios a punto de reventar de casos

El informe del ACNUR detalla entrevistas a niños que han emigrado hacia EE.UU., comprende entre 2008-2013.

El informe del ACNUR detalla entrevistas a niños que han emigrado hacia EE.UU., comprende entre 2008-2013.

El informe del ACNUR detalla entrevistas a niños que han emigrado hacia EE.UU., comprende entre 2008-2013.

El Alto Comisionado de Naciones Unida para los Refugiados (ACNUR) confirmó que los niños que salen de Centroamérica hacia los Estados Unidos lo hacen por "la violencia, la persecución a manos de grupos criminales transnacionales organizadas y poderosas bandas locales" que existen en sus países.

El último informe de ACNUR, "Children on the Run", realizado entre 2008 y 2013, también afirma que hay otros factores del éxodo como la pobreza, el deseo de unirse a la familia y la creciente influencia de las redes de tráfico.

Los datos fueron arrojados después de entrevistar alrededor de 404 niños a través de un equipo de investigadores de por qué han abandonado sus hogares.

De los 104 niños de El Salvador que fueron entrevistados, el 76 por ciento citó la violencia organizada por actores criminales armados como un motivador primario para abandonar sus hogares.

Un 15 por ciento de los niños señaló la violencia en la sociedad y el abuso en el hogar. Agregan que entre sus retos diarios está evadir la extorsión, ser testigo de los asesinatos y sufrir las amenazas para ellos, familias y amigos. Las niñas compartieron sus temores de violencia sexual.

ACNUR expresó en marzo pasado su preocupación por el creciente número de niños y familias que abandonan América Central e instó a todos los países de la región a adoptar una respuesta humanitaria sólida que se base en los principios fundamentales de protección.

La agencia internacional instó a las autoridades ha dar una respuesta integral para prevenir el movimiento e hizo un llamado para que agencias de desarrollo, entidades de derechos humanos, y los gobiernos donantes, deben ayudar a los países del área para analizar y abordar la pobreza, la anarquía y otros factores que obligan a las personas a buscar una vida mejor o para escapar de daño.

"Somos conscientes de los enormes desafíos que enfrentan los EE. UU. y en otros países, como resultado de este gran movimiento de persona y aquellos que huyen de la violencia y la persecución", dijo Shelly Pitterman, Representante Regional de ACNUR en Estados Unidos.

Éxodo amenaza con inundar tribunales

Mientras tanto, el aluvión de niños centroamericanos que intentan entrar a Estados Unidos amenaza con superar la capacidad de los ya repletos tribunales de inmigración, y las medidas del presidente Barack Obama para aliviar la crisis podrían empeorar las cosas para algunos, dijeron responsables estadounidenses y abogados de inmigración.

"Estamos llegando a un punto de implosión, si no lo hemos alcanzado ya", dijo la jueza Dana Leigh Marks, de San Francisco.

Las cortes de inmigración tienen un atraso de 375,373 casos, casi 50,000 más de lo que enfrentaban dos años atrás.

Marks, una de los 243 jueces que presiden 59 tribunales de inmigración en EE. UU., está programando audiencias hasta para 2018. Ahora lleva habitualmente de tres a cinco años que un caso salga del sistema, dijeron jueces y abogados.

Un miércoles pasado en un repleto tribunal de inmigración en Arlington, Virginia, un juez programaba audiencias de asilo para menores hasta febrero de 2017.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación