Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Accidente causa cinco muertos en San Miguel

Víctimas viajaban en el microbús desde Chirilagua rumbo al aeropuerto en Comalapa

La zona donde ocurrió el accidente no está debidamente señalizada, lo que provoca constantes accidentes en la zona. Hasta ayer empezaron a señalizarla. Fotos EDH / Carlos Segovia

La zona donde ocurrió el accidente no está debidamente señalizada, lo que provoca constantes accidentes en la zona. Hasta ayer empezaron a señalizarla. Fotos EDH / Carlos Segovia

La zona donde ocurrió el accidente no está debidamente señalizada, lo que provoca constantes accidentes en la zona. Hasta ayer empezaron a señalizarla. Fotos EDH / Carlos Segovia

Cinco personas murieron ayer cuando el conductor del microbús en el que viajaban se estrelló contra una rastra que intentaba incorporarse a la carretera del Litoral en el kilómetro 129, en el cantón Piedra Pacha, municipio de El Tránsito, en San Miguel.

De acuerdo con testigos, las víctimas se dirigían de Chirilagua al Aeropuerto Internacional El Salvador, en Comalapa, para despedirse de Rubidia Pineda quien viajaría a los Estados Unidos.

El conductor de la camioneta no se percató que en el camino había una rastra atravesada, con la que se accidentarían.

Como resultado de la supuesta distracción del conductor murieron ayer a las 4:00 de la madrugada José Zavala, de 56 años, José Rodríguez, de 44, Francisco Ayala, de 77, y Concepción Berríos, de 22.

Según la Policía, Concepción Berríos fue trasladada aún con vida al hospital de San Miguel, donde poco después murió.

Las víctimas viajaban en el vehículo P83-440, conducido por Rodríguez, según el agente policial, César Claros.

Luego de la inspección realizada, la Policía sostuvo que parte de la responsabilidad del accidente recayó en el motorista del vehículo liviano.

El policía aseguró que el conductor del particular se desplazaba a excesiva velocidad y que por esa razón no pudo detenerse al ver la rastra cañera cruzada en la vía.

La rastra placas 112-104 que transportaba caña de azúcar salía de una hacienda y al parecer maniobraba sin ninguna precaución para incorporarse a la carretera Litoral con destino a San Miguel.

De ahí que las autoridades de Tránsito concluyeron que ambos conductores son responsables de la colisión, pero el conductor de la rastra escapó.

Según testigos, la oscuridad de la madrugada pudo haber influido en el accidente. Los habitantes de la zona suponen que el conductor del vehículo liviano no vio la salida de la rastra, pese a que el automotor contaba con todas las franjas reflectivas y las luces que el reglamento de tránsito demanda para los vehículos pesados y de carga.

Juan Berríos, familiar de la persona que pretendía retornar a los Estados Unidos, aseguró que la mujer llegó a Chirilagua por cuatro días para encontrarse con su madre que está mal de salud.

"Salieron tarde de la casa para el aeropuerto, por eso es que iban rápido", dijo.

Confirmó que el resto de fallecidos, a excepción de Berríos, la joven de 22 años, eran amigos de la familia que iban a despedir a Pineda. Todos eran originarios de Chirilagua.

El jefe de Tránsito de la Policía, Hugo Torres, dijo que en la zona son frecuentes los accidentes viales.

A la fecha se contabilizan 50 casos en el año, de los cuales ocho se han registrado en noviembre.

El oficial explicó que las colisiones en la zona siempre tienen saldos fatales, aunque no precisó cifras. A pesar del constante tráfico de rastras cañeras, hasta ayer comenzaron a señalizarlo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación