Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Abundancia en medio de carencias y bajo crecimiento

Presupuesto del Órgano Judicial no tendería a volverse polémico si el país no requiriera de austeridad.

A pesar de que, según Hacienda, los ingresos van creciendo, el dinero no alcanza para pagar deuda estatal. Foto EDH / Archivo.La Corte Suprema de Justicia es una de las instituciones del Estado con más recursos cada año. Foto EDH / archivo

A pesar de que, según Hacienda, los ingresos van creciendo, el dinero no alcanza para pagar deuda estatal. Foto EDH / Archivo.La Corte Suprema de Justicia es una...

A pesar de que, según Hacienda, los ingresos van creciendo, el dinero no alcanza para pagar deuda estatal. Foto EDH / Archivo.La Corte Suprema de Justicia es una de las instituciones del Estado con más recursos cada año. Foto EDH / archivo

El aumento del presupuesto del Órgano Judicial no fuera tan polémico si el país mantuviera sus finanzas públicas en orden y el crecimiento económico del país fuera constante.

Sin embargo, la abundancia de sus recursos contrasta con las carencias a las que el Gobierno se enfrenta debido a una política fiscal que organismos y economistas independientes consideran desequilibrada.

A pesar de que los ingresos del Gobierno van en ascenso, el Ministerio de Hacienda afronta serios problemas fiscales a la hora de pagar a proveedores y hacer las devoluciones de IVA y renta de todos los años. Tampoco tiene dinero para las exigencias de veteranos de guerra y empleados públicos.

El mismo ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, aseguró recientemente que no podía darle un refuerzo presupuestario a la Procuraduría General de la Nación, cuyo sindicato ha hecho paro de labores para exigir un aumento de $13 millones para el presupuesto de 2014.

"Que los empleados quieren $13 millones para la Procuraduría... es imposible. Así permanezcan donde quieran estar, que vayan a donde quieran ir. No hay dinero para la Procuraduría", dijo a inicios de este mes.

El presupuesto de la CSJ tampoco fuera polémico si el país tuviera un crecimiento económico suficiente como para generar más ingresos.

En 2012 el crecimiento apenas representó el 1.6 % del Producto Interno Bruto. Instituciones como Fusades y Funde han remarcado que el país necesita crecimientos económicos que superen el 2 % para que el déficit fiscal de casi $900 millones que tiene el país pueda disminuir.

Para el próximo año Hacienda proyecta ingresos corrientes estimados por el orden de los $4,348.9 millones e ingresos netos por el orden de $4,085.8 millones.

Fusades ha insistido a Hacienda que para el ejercicio fiscal 2014 no sobreestime los ingresos y no subestime los gastos, que han ido, sobre todo, para el pago de subsidios y transferencias monetarias a familias de escasa pobreza, según las estadísticas de esta institución.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación