Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Propone especialista colombiano

Abrir oportunidades de desarrollo para luchar contra la delincuencia

El experto citó como ejemplo Medellín, donde la tasa de homicidios era de más del 300 por ciento que El Salvador y la implementación de programas sociales y desarrollo han reducido los indices delincuenciales

Abrir oportunidades de desarrollo para luchar contra la delincuencia

Abrir oportunidades de desarrollo para luchar contra la delincuencia

Abrir oportunidades de desarrollo para luchar contra la delincuencia

"No hay nada imposible que no se puede Lograr, si en Medellín se pudo también en El Salvador se puede Lograr", con esas palabras arrancó su conferencia, el especialista colombiano en reducción de la violencia, Jorge Melguizo, ante empresarios y académicos está mañana.

El experto manifestó que la clave en la lucha contra la violencia y la delincuencia no está en tan solo aumentar el número de policía sino en abrir un abanico de oportunidades de desarrollo para los jóvenes en riesgo.

Oportunidades de educación, cultura, recreación y empleo son los primeros pasos que los diversos sectores de la socredad, llámense gobierno central, municipalidades, empresas privadas, organismos no gubernamentales y sociedad civil deben articular para frenar esta escalada, dijo

Citó como ejemplo Medellín, donde la tasa de homicidios era de más del 300 por ciento que El Salvador.

Afirmó que com una serie de programas que abarcaron el mejoramiento de infraestructura pública como transporte público moderno, sustitución de tugurios por edificios multifamiliares, recuperación de espacios abandonados, vías públicas, construcción de centros educativo, bibliotecas públicas abiertas las 24 horas del día, excelente iluminación de calle, amplias zonas comerciales bien ordenadas y capacitación para el trabajo le cambiaron el rostro a Medellín.

Ahora ha dejado de ser de las primeras 50 ciudades más violentas del mundo donde mataban a 40 personas por cada doce horas.

La violencia en Medellín se ha reducido en un 93 por ciento, dijo Melguizo.

Esa misma experiencia es posible alcanzarse en El Salvador, concluyó.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación