Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Abogados no apelaron arresto de Flores en casa

Embajadora de EE. UU. dice que sigue conversación ante posible sanción al país por divulgación del ROS

El expresidente Francisco Flores durante la audiencia especial el pasado martes en los juzgados. Foto EDH / Archivo.

El expresidente Francisco Flores durante la audiencia especial el pasado martes en los juzgados. Foto EDH / Archivo.

El expresidente Francisco Flores durante la audiencia especial el pasado martes en los juzgados. Foto EDH / Archivo.

Representantes de la Iniciativa Social para la Democracia (ISD) y la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (Fespad) expresaron ayer que no apelaron al arresto domiciliar del expresidente Francisco Flores, "porque se equivocaron en el tiempo de los plazos".

El pasado martes el juez Primero de Instrucción, Levis Italmir Orellana, ordenó por segunda vez el arresto domiciliar para Flores durante una audiencia especial.

Sin embargo, la querellante (acusadora particular) de Fespad, Berta De León, anunció en la audiencia la apelación ante la Cámara Primera de lo Penal el miércoles.

Ante el anunció de la profesional, la orden del juez quedó congelada y el exmandatario fue remitido a la División Antinarcóticos de la PNC.

Sin embargo, el plazo venció el pasado domingo y los acusadores particulares no presentaron la apelación anunciada.

Francisco Flores fue trasladado el domingo de las bartolinas de la DAN hacia su casa en la colonia San Benito, donde permanecerá hasta que se realice la audiencia preliminar en marzo próximo.

"Debemos de admitir que se nos paso el tiempo. Los abogados creyeron que los cinco días que tenían de plazo eran hábiles y no de corrido", reconoció ayer el representante del ISD, Ramón Villalta.

Agregó en una entrevista en Canal 12 que "reconocemos que se hizo una lectura inadecuada del período de apelación. Hoy por hoy tal y como está el caso de Francisco Flores está perdido".

Por su parte el fiscal general, Luis Martínez, señaló que el Ministerio Público no mostró su desacuerdo con la orden del juzgador, porque consideró que es parte normal de un proceso judicial.

"Nosotros hemos atendido los dictámenes médicos y esas decisiones son parte normal de un proceso. No hay que hacer escándalo. No vamos a correr para que se complique la salud del expresidente", dijo Martínez.

Añadió que hay muchos reos con enfermedades en las cárceles, pero aclaró que no es trabajo de la Fiscalía buscar sus tratamientos médicos adecuados.

"Esas cosas son de los defensores, de los procuradores de los Derechos Humanos, en vez que anden metidos en otras temas que hagan su trabajo", cuestionó el funcionario.

Sigue evaluación por revelar el ROS

En cuanto al informe de Reporte Operaciones Sospechosas (ROS) que envió Estados Unidos en la investigación contra Flores, Martínez dijo que se encuentra anexado al proceso judicial pero no como una evidencia, sino como parte del caso.

Aseguró que continúan las conversaciones con Estados Unidos por una posible sanción al país por la divulgación irresponsable del ROS por parte del expresidente Mauricio Funes.

Por su parte la Embajadora de Estados Unidos, Mari Carmen Aponte, coincidió con el fiscal y señaló que "la FGR está en conversaciones con el Departamento del Tesoro, específicamente con el FinCen (Red Contra los Delitos Financieros), que es la parte responsable por este asunto. Son discusiones privadas las que están sosteniendo en estos momentos y no tengo más comentarios", dijo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación