Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Abogada y dos mareros condenados por sicariato

La profesional pagó a pandilleros de la MS para que asesinaran a la amante de su esposo, en 2012.

ctv-coa-img 6271

Clarisa Navarrete pagó $1,200 a sicarios en septiembre de 2012. En julio de este año, su esposo fue asesinado en circunstancias sospechosas. | Foto por EDH/Cortesía Tribunales

El tormentoso triángulo amoroso  que tuvieron por varios meses Rafael Vásquez, su esposa Clarisa Navarrete y la expareja sentimental del hombre, terminó  con el asesinato de una mujer inocente, el 30 de septiembre de 2012. 

Tres años y dos meses después del ataque, el Juzgado Especializado de Sentencia A de San Salvador condenó a los homicidas de Patricia del Carmen Osorio Navidad.


La abogada Navarrete Alas fue sentenciada a 50 años de cárcel por  homicidio agravado en perjuicio de Osorio e intento de asesinato  contra una pariente de la víctima, identificada en el proceso judicial con la clave Lucero. 


Por el mismo caso, Milton Alexander García Zúniga, (a) Shababa, fue condenado a 30 años de prisión por el delito de proposición y conspiración para el homicidio.


Mientras que German Yovani Zepeda González, (a) El Ñije, purgará 25 años de reclusión por homicidio agravado.


Según las investigaciones, Vásquez (quien tenía un negocio de mecánica automotriz) fue pareja de Lucero varios años hasta que él conoció a la abogada por razones laborales, ya que ella tenía una empresa de grúas.


Vásquez y Navarrete se casaron y a pesar de eso, tiempo después, él buscó a su expareja para iniciar una relación de amantes. 


Cuando Navarrete se enteró  empezaron los pleitos con su esposo y con Lucero; las autoridades señalan que incluso hubo agresiones físicas entre ambas mujeres. 


Homicidas mataron a la persona equivocada
Las disputas entre las mujeres  por Vásquez duraron más o menos un año hasta que Navarrete decidió contratar a unos sicarios para que mataran a la amante de su esposo.


Con el relato de un testigo con beneficios penales,  con clave Brasilia, la Fiscalía logró establecer que la abogada contactó a Shababa  -un integrante de la mara Salvatrucha recluido en el penal de Mariona- para que le ayudara a conseguir unas personas que le hicieran el trabajo.


El 29 de septiembre, un día antes del homicidio de Osorio, Navarrete fue a enseñarle a los homicidas la vivienda de Lucero, en Mejicanos.


Además, les dio características de la mujer y les aseguró que habitaba sola en el inmueble. También les entregó $200 de adelanto.


Al siguiente día, los delincuentes regresaron a la zona tocaron la puerta y preguntaron por el nombre de Lucero.


Su sobrina Patricia del Carmen -quien tenía dos semanas de estar viviendo en la casa, mientras se recuperaba de una operación en la vesícula- abrió la puerta y los atacantes le asestaron varios disparos. Murió de inmediato.


El reporte fiscal señala que, pese a que los homicidas cometieron el error de matar a la persona que no era, Navarrete les pagó otros mil dólares.


“Fue la autora mediata porque ocupó de instrumento (para el asesinato) a otras personas, ella urdió estas actividades; planificó todas estas circunstancias y sabiendo que se habían equivocado (de víctima) pagó por el trabajo”, dijo durante el fallo el juez . 


Esposo de abogada fue asesinado en julio pasado
En julio de este año, poco tiempo después de que el abogado de Navarrete le pidiera al juzgado que conoció el caso,  la revisión de las medidas cautelares, Rafael Vásquez (el cónyuge de la convicta) fue asesinado en un supuesto asalto.

La fiscal del caso manifestó que resulta sospechoso es que al señor no le robaron el carro ni otras pertenencias. 


A eso se suma que días antes de que su abogado hiciera la solicitud al juez, la imputada manifestó a sus allegados que estaba segura de que saldría libre y que por ello le pagaría $7 mil al defensor.


La delegada del Ministerio Público dijo desconocer si el homicidio de Vásquez también fue cometido por encargo, pues señaló que el caso lo había retomado la oficina fiscal de Mejicanos, municipio donde se registró el hecho.


El temor a ser la próxima víctima obligó a Lucero a marcharse del país.


Dos pandilleros purgarán 100 años de cárcel
Milton García, además de ser condenado por ser cómplice necesario en el homicidio de Patricia del Carmen, fue sentenciado a otros 70 años de cárcel por tres asesinatos.   


A Roberto García Flores, otro miembro de la misma estructura delictiva, también se le acumularon 100 años de cárcel por varios homicidios, robo agravado, hurto, privación de libertad y portación ilegal de armas de fuego.


Otros delincuentes fueron condenados por robo agravado, homicidio y privación de libertad. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación