Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

167 mil leyeron el informe sobre maras

Gran impacto en las audiencias tuvo el especial sobre su dominio de la capital.

ctv-pqj-foto-de-mareros

Ayer, El Diario de Hoy publicó la última de cuatro entregas de un reportaje especial en el que todo un equipo de periodistas se involucró para poder mapear el control y el dominio que esos grupos ejercen sobre la capital salvadoreña.

Ese equipo recorrió calle a calle y comunidad por comunidad, hasta donde las condiciones de seguridad se lo permitieron, para constatar los territorios donde hay presencia o control de esos grupos, con el único propósito de informar a nuestros lectores sobre los peligros a que se exponen al vivir en un determinado lugar y transitar o visitar, por cualquier razón,  otro donde hay presencia y control de un grupo rival al que existe en su domicilio.

Producto de esa investigación se elaboró un mapa interactivo que aún permanece colgado en nuestro sitio web elsalvador.com, el cual tuvo gran impacto en nuestras audiencias.

Además, los reportajes fueron leídos por más de 150 mil personas desde el fin de semana que se arrancó con la primera entrega especial.

El mapa lo revisaron y compartieron en redes sociales más de 55 mil cibernautas y hubo muchos comentarios.

Desde la primera entrega se aclaró que el objetivo del reportaje no era enaltecer a esos grupos delincuenciales, al exponer cuál de ellos tenía más o mejores territorios, sino alertar sobre su presencia.

A diario, las noticias dan cuenta  de personas asesinadas por el hecho de que un grupo de mareros los consideró que eran rivales o que andaban espiando en sus dominios. Y es precisamente  eso lo que El Diario de Hoy trató de advertir para evitar muertes de personas inocentes, de gente trabajadora, como el grupo de empleados de una empresa de telefonía que fue privado de libertad el martes anterior y, afortunadamente, rescatados horas después por la Policía, en el municipio de Izalco.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación