Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Víctor Cirilo es el vivo ejemplo a seguir en New Jersey

El salvadoreño es miembro de la Red Nacional de Jóvenes Funcionarios Electos. En 2011 fue invitado a la Casa Blanca para reunirse con el presidente Barak Obama

Víctor Cirilo

Víctor Cirilo

Víctor Cirilo

El hecho de que Víctor Cirilo sea miembro del concejo municipal de West Orange, un pueblo relativamente pequeño de Nueva Jersey, quizá para algunos no signifique mucho; aunque cuando profundizamos un poco en el tema y nos enteramos que de los 46 mil habitantes del municipio, el 85% son anglosajones y la comunidad latinoamericana es escasa y la salvadoreña es prácticamente nula, es cuando muchos se preguntarán ¿Cómo hizo este señor para ganar acá un puesto de elección popular en 2010?

Ante este cuestionamiento, muy frecuente por cierto, Víctor Cirilo siempre responde que el salvadoreño trae en su ADN el espíritu de lucha, nunca se da por vencido hasta conseguir sus metas. "En El Salvador estamos acostumbrados a luchar para conseguir todo lo que queremos y enfrentamos nuevos retos diariamente para lograrlo y el que viene con ese espíritu de laboriosidad a Estados Unidos siempre va a triunfar en todo lo que se proponga", señala Cirilo, quien llegó a este país a los 9 años de edad.

Aunque nació en San Salvador, su infancia la repartió entre San Marcos y Apopa; aunque un trágico acontecimiento en el que hombres armados asesinaron a su padre(clásico de los años 80 ?s) empujó a su familia a emigrar a Estados Unidos a la corta edad de 9 años, al oeste de la ciudad de Nueva York primero y después su familia se fue a vivir a West Orange, donde en la actualidad es un funcionario público.

"Yo ya había estudiado el 4to. Grado en El Salvador, pero me tocó que estudiarlo de nuevo cuando llegué. Los primeros dos años fueron de educación bilingüe, mientras aprendía a recibir mis clases sólo en inglés, lo que consiguió ya en el 6to. Grado", comenta el funcionario municipal, mientras echa un vistazo retrospectivo en el tiempo y recuerda todas las dificultades que vivió en esos días para conseguir una educación integral, lo que le ha ayudado a conseguir el puesto que ahora ostenta.

Pero cuando Víctor Cirilo decide incursionar en política en el 2010, no era un desconocido en la ciudad, ya había sido presidente de las bibliotecas públicas de la ciudad y mucha gente lo conocía a él y su potencial académico. "Irónicamente mi formación académica fue solo en inglés, por eso mi español se quedó a nivel cotidiano únicamente", agrega Cirilo, mientras recuerda la forma en que realizó su campaña proselitista para acceder a cargo de concejal.

Aunque Cirilo es miembro del Partido Demócrata; a nivel local los candidatos se lanzan como independientes y ellos mismos se encargan de recaudar los fondos necesarios para costear su propia campaña. "Había que conseguir un mínimo de 5 mil votos, provenientes de unas 16 mil familias, a quienes uno visita casa por casa o los convoca a actos públicos para convencerlos de que uno es la persona adecuada para ocupar el puesto municipal", recuerda Cirilo, no obstante acepta que si bien fue difícil acceder al puesto, también es difícil desempeñarlo con las expectativas planteadas inicialmente.

En la actualidad Cirilo es miembro de la Red Nacional de Jóvenes Funcionarios Electos y en 2011 fue invitado a la Casa Blanca para reunirse con el presidente Barak Obama representado a esa institución. Incluso, es miembro de la junta e"Conexiones Familiares", que es una organización que busca reducir el abuso infantil, el uso de drogas, la vinculación con las pandillas y la delincuencia, a través del aumento de habilidades sociales y el éxito escolar.

En estos momentos, el nuevo reto a vencer de Cirilo es conseguir su reelección el próximo noviembre, para lo cual dice estar mucho mejor preparado que hace 4 años cuando ganó la elección. "Ahora puedo decir sin miedo a equivocarme que he alcanzado el famoso Sueño Americano que todos los inmigrantes buscamos cuando llegamos a este país", dijo con mucha satisfacción.

Por cierto, la entrevista con el Concejal Cirilo se llevó a cabo en un conocido restaurante salvadoreño local, propiedad de Marcos Monroy, un próspero comerciante de la zona de Orange, originario de Metapán muy frecuentado por hispanos y especialmente centroamericanos. "Yo conozco a Cirilo desde hace tiempo y siempre he destacado su tenacidad para acceder al cargo que tiene y la humildad que siempre mantiene hasta el día de hoy", comentó Monroy.

Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación