Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Sólida y estable la industria de las remesas en la región

Analistas y operadores discuten sobre competitivo sector de remesas y transferencias

Diálogo Interamericano convocó a especialistas en remesas en Washington.

Diálogo Interamericano convocó a especialistas en remesas en Washington.

Diálogo Interamericano convocó a especialistas en remesas en Washington.

El crecimiento sostenido de flujos de remesas desde Estados Unidos hacia América Latina y en especial a los países con mayor número de inmigrantes como El Salvador a la cabeza en Centroamérica y otros del cono Sur y el Caribe, es el punto de referencia de un estudio presentado ayer en el Diálogo Interamericano.

En el panel forum "El estado de la industria de las remesas: Desafíos y tendencias" coincidieron analistas del sector como el académico Manuel Orozco, investigador del tanque de pensamiento que hospedó el evento, así como representantes de bancos y de casas operadoras de remesas.

Según Orozco, realizador del estudio: "Un largo camino de recuperación", donde analiza la competencia y los roles de las compañías del sector para mantenerse a flote en un ambiente ampliamente competitivo y que tuvo un auge —a nivel de sistematización de los procesos— desde principios de la década pasada.

Los analistas coincidieron que si bien la competencia del sector ha crecido en número de empresas y bancos que ofrecen el servicio de transferencias de divisas, al momento la industria se ha estabilizado como parte del proceso natural de consolidación.

Orozco sostiene que el proceso de consolidación ha corrido en tres vías. "Primero, un gran número de compañías irrumpió en el mercado. Segundo, la competencia creció, algunas de las compañías no pudieron competir", dice el especialista. Algunos operadores optaron por salir negocio, más los que fueron compradas por otras firmas.

Con los datos proporcionados por las agencias que procesan las transferencias de efectivo que los trabajadores envían desde EE.UU., principalmente, se ha creado un mapa de las regiones de este país donde por nacionalidades se ubican los mayores desembolsos.

Para El Salvador por ejemplo, el área metropolitana de Washington, que incluye la capital nacional de EE.UU. y los estados de Maryland y Virginia, se concentra un volumen considerable de envíos que llegan al país para paliar la situación económica de las familias. Los connacionales estarían enviando en promedio $200 dólares, por transferencia, durante el período de la primavera y verano de este año.

En cuanto a los costos, El Salvador, México y República Dominicana manejan las tasas más bajas, este año, en promedio 4.6 % por envío.

Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación