Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Salvadoreños tienen 10 años de esperar consulado en Denver

Una oficina consular en esta ciudad beneficiaría también a compatriotas residentes en Utah, Wyoming, Nebraska, Kansas y Nuevo México

Salvadoreños tienen 10 años de esperar consulado en Denver

Salvadoreños tienen 10 años de esperar consulado en Denver

Salvadoreños tienen 10 años de esperar consulado en Denver

Los salvadoreños residentes en Denver, Colorado, EE.UU., piden al Ministerio de Relaciones Exteriores se instale una oficina consular en esta ciudad estadounidense.

Aseguran que desde la administración del ex presidente Elías Antonio Saca han hecho la solicitud a las autoridades salvadoreñas sin tener hasta la fecha resultados positivos.

"Son casi de 10 años de gestiones y reuniones en las que hemos expuesto las dificultades a las que nos enfrentamos al tener que recorrer grandes distancias cuando necesitamos un trámite consular; hasta ahora solo hemos recibido promesas sin cumplir" dice Nelson Merino, presidente del Grupo Sarco (Salvadoreños Residentes en Colorado).

Se estima que a la fecha son más de 50 mil los compatriotas que viven es este Estados. Ante cualquier trámite migratorio deben ir a la oficina consular de Las Vegas, Nevada, lo que implica un recorrido, en vehículo de 14 horas, en condiciones climatológicas normales, y de 24 horas a tres días en época de invierno.

Entre las principales necesidades que enfrenta la comunidad en Denver está la solicitud de pasaporte, Documento Único de Identidad (DUI), partidas de defunción, repatriación de cadáveres, asesoría legal e información de leyes de inmigración.

Una oficina consular en esta ciudad no solo les ayudaría a disminuir los gastos o reducir el número de horas laborales perdidas si no que además se verían beneficiados otros Estados cercanos como Utah, Wyoming, Nebraska, Kansas y Nuevo México, ubicados a una distancia de dos a seis horas.

"Sumando a los salvadoreños de estas ciudades creemos que la cantidad de beneficiados llega a los 150 mil", agrega Merino.

Promesas sin cumplir

De acuerdo a documentos a los que se tuvo acceso, desde el canciller de la República, Hugo Martínez, pasando por la Viceministra para Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Margarín, hasta llegar al presidente de la República, Sánchez Cerén (en su calidad de vicepresidente en el 2012) han tenido conocimiento de este caso.

En el 2011, el entonces Viceministro para Salvadoreños en el Exterior, Juan José García, prometió a los connacionales que al entrar el primer trimestre del 2012 se haría efectiva la apertura de la oficina consular en Denver.

Ante el imcumplimiento de la promesa, en el 2013, los compatriotas, a través del organismo que los aglutina, enviaron una carta al canciller Hugo Martínez, reiterando la solicitud.

En el 2014 también se hizo llegar la petición a la Viceministra, Liduvina Margarín, en la cual se exponían las dificultades a las que los compatriotas se enfrentan.

En el 2012 también se tuvieron reuniones con el entonces vicepresidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, y la diputada Karina Sosa, entre otros, sin que esto haya dado mejores resultados.

Según los solicitantes, la falta de un consulado en Denver responde a intereses de grupos de poder que manipulan la situación con el estado de California.

"En este momento la comunidad Salvadoreña en Denver, Colorado, se siente olvidada y siente que no se le ha dado la debida importancia a nuestra petición", cita uno de los documentos dirigidos al ministro de Relaciones Exteriores.

Se trató de tener la opinión de la cartera de Estado respecto a este tema, no obstante, después de varias llamadas e intentos para obtener una entrevista con la Viceministra Magarín, se nos dijo que la funcionaria había estado de viaje y debía ponerse al día con algunos pendientes en el despacho.

En un correo enviado, hace unos minutos, el cual cancillería califica como "una respuesta por escrito" se limita a decir que "tiene entre sus líneas de trabajo el fortalecimiento de la calidad, cobertura y rapidez de respuesta de los servicios consulares que brinda fuera de las fronteras patrias".

Asegura que considera también la ampliación de la red consular en el país norteamericano donde residen más de 2.5 millones de salvadoreños, no obstante, para definir un nuevo consulado se debe tomar en cuenta que existan los recursos financieros y una gran concentración de nuestros compatriotas, aunque en este último caso no especifica la cantidad.

"De manera particular, consideramos que también puede haber fortalecimiento en los Estados de California o Texas, ya que la concentración de la comunidad salvadoreña es muy alta", enfatizó.

Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación